Público
Público

Satisfacción, con matices, en el entorno de la Real Sociedad por la sentencia del caso Zubiaurre

EFE

La sentencia que confirma la indemnización de cinco millones de euros que la Real cobrará del Athletic por el caso Zubiaurre ha sido acogida con cierta satisfacción en el entorno blanquiazul, que sin embargo esperaba que el Tribunal Supremo hubiera elevado la cuantía de esta compensación.

El Letrado que ha llevado la defensa jurídica de la Real en este asunto, Manuel Sendón, ha subrayado tras difundirse la sentencia del Tribunal Supremo la parte positiva de la misma, que reside en el hecho de que el club donostiarra cobrará una suma "no menor" y ha calificado de "positivo" para la Real el que haya prevalecido el "carácter defensivo" de las cláusulas de rescisión.

Sendón ha puesto énfasis también en destacar la suma que percibirá la Real por un jugador "con poca experiencia en Primera División" y ha advertido de los "problemas deportivos" que se derivan para los futbolistas, así como "el desgaste de imagen" para los clubes si llegan a actuar como lo hizo en su día el Athletic de Bilbao, lo que hará "muy difícil", en su opinión, que se den hechos parecidos en el futuro.

Sendón también ha reconocido que aunque en principio pensaba que "no iban a admitir" los recursos presentados, porque no existían sentencias de contraste con supuestos iguales, la decisión de abrir un procedimiento de revisión de las resoluciones le hizo ser "más optimista que pesimista" al entender que se podría variar el resultado de instancia.

El caso Zubiaurre tuvo su origen en la presentación el 1 de julio de 2005 como nuevo jugador del Athletic de Bilbao del lateral guipuzcoano cuando todavía tenía un año más de contrato con el club blanquiazul, horas después de la elección de Miguel Fuentes como presidente de la Real, lo que derivó en un contencioso judicial saldado hoy con esta sentencia.

Más noticias de Política y Sociedad