Público
Público

Seat gana 170 millones de euros y anuncia que puede fabricar el nuevo Tribu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Seat, Erich Schmitt, ha anunciado hoy, en la presentación de resultados del grupo, que la empresa española, filial de Volkswagen, dejó atrás en 2007 las pérdidas y obtuvo ganancias de 170 millones de euros, y que puede fabricar en Martorell el nuevo Seat Tribu.

Seat se despide así atrás de las perdidas de 49 millones del año 2006, en parte gracias a los 83 millones de resultado financiero y fiscal, pero también a que se ha vuelto a los beneficios operativos "un año antes de lo previsto".

Schmitt también ha anunciado que el nuevo todoterreno Tribu diseñado por Seat, un modelo que fue presentado en Fráncfort, podría llevarse a cabo en la planta de Martorell, ya que "la decisión de construir este tipo de coche se tomará en las próximas semanas y la probabilidad es de un 80% de que se haga aquí, en Barcelona".

Estos resultados difieren de los presentados por Volkswagen (VW) el pasado 13 de marzo a causa de las diferencias entre la contabilidad española y alemana.

El vicepresidente ejecutivo de finanzas de Seat, Jan Henrik Lafrentz, ha detallado que se han registrado 44 millones de beneficio de explotación, que contrasta con los 96 millones de pérdidas de explotación en el 2006.

"El resultado después de impuestos sí incluye el resultado financiero de Navarra y la firma importadora del grupo Vaesa, con un total de 85 millones", ha explicado Lafrentz.

También ha señalado Lafrentz que hay que tener en cuenta que en el 2008 se han obtenido cerca de 16 millones de euros de ingresos extraordinarios derivados del retorno de terrenos que Seat ocupaba en Zona Franca, además cerca de 40 millones derivados de créditos fiscales y ayudas al I+D.

El vicepresidente financiero ha destacado que la mejora de resultados de Seat se produce "en un contexto en Europa occidental con ventas de 14,8 millones de euros, lo que supone un estancamiento, sólo el 0,2% más, en una zona que implica el 86% de las ventas de Seat, por la contracción en Alemania y España".

"En España las ventas bajaron el 0,2%, pero en otros mercados se subió, como en Europa del Este (+27,3%), Bélgica (+10,5%) o Reino Unido (+5,8%)", ha explicado hoy Lafrentz.

Por modelos, la Gama Altea ha subido el 20,8% y el León el 12,5% más: en cambio, el Ibiza ha bajado un 4,3%, "pero es porque se encuentra en la fase final de su etapa de comercialización, por lo que todavía está aguantando bien", ha considerado Lafrentz.

En total se han producido 398.700 vehículos en Martorell, una bajada del 2,4% a causa de la caída de las ventas a la red para reducir la presión financiera de los concesionarios.

"Pero los ingresos por coche crecieron un 3 por ciento, situándose en 13.600 euros, controlando los descuentos y evitando las guerras de precios", ha señalado Lafrentz.

Los ingresos de explotación de Seat fueron de 5.971 millones de euros, el 1,5% más, mientras que los costes de explotación bajaron un 0,8%, para situarse en 5.927 millones de euros.

Pero tanto Lafrentz como Schmitt han insistido en la necesidad de mejorar la competitividad y en el daño que hace la alta inflación española y, según el vicepresidente financiero, "mantener en España los convenios laborales referenciados a la inflación perjudica la competitividad de la compañía y estamos estudiando cómo mejorar los procesos para conseguir los nuevos proyectos".

"No pueden mantener los automatismo de la cláusula de revisión salarial", ha asegurado Schmitt, y, según el vicepresidente Ramón Paredes, "estamos mirando fórmulas de ser más eficientes, reducir el absentismo, mejora continua, pero no reducir los salarios".

Seat lanza el nuevo Ibiza este año, "que en un 80% se parecerá al Seat Bocanegra presentado en Ginebra, y la nueva berlina estará lista a finales del año", ha explicado Schmitt, lo que es el principio de las oleadas de nuevos modelos.

Seat, que tiene una plantilla de 11.600 personas, ha invertido 504 millones en I+D en el 2007, un 24% más, y el desarrollo de estos nuevos modelos "quiere pasar de 431.00 vehículos vendidos en el 2007 a los 800.000 en el 2018", ha explicado Schmitt.