Público
Público

Los secretarios dicen que el juez no puede decidir sobre la custodia de las grabaciones

EFE

La Unión Progresista de Secretarios Judiciales (UPSJ) ha señalado hoy que la Ley Orgánica del Poder Judicial les otorga a ellos la competencia para documentar las actuaciones, por lo que un juez no puede decidir si una declaración se graba o se transcribe ni sobre la forma en que se custodia.

Así lo ha asegurado la asociación en un comunicado en referencia a la decisión del juez de Palma José Castro de ordenar que las declaraciones que se prevean "complejas" en el marco del llamado caso Nóos se graben en vídeo, después de que en la efectuada por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, se invirtieran dos tercios de las veinte horas que estuvo compareciendo en transcribir sus respuestas.

También decretó que, con el objeto de que no se produzcan posibles filtraciones, que las mismas se custodien en el juzgado en una caja fuerte y que "bajo ningún concepto" se haga copia a la Fiscalía ni las partes personadas.

Si alguna de estas partes pidiera la declaración, el juez indicó que se les entregará una transcripción literal del contenido y que también se les podrá exhibir el vídeo bajo la presencia siempre del secretario judicial.

En este sentido, la asociación resalta que "ninguna autoridad judicial, a excepción del secretario judicial, debe, ni puede tomar ningún tipo de decisiones" que afecten a cuestiones relacionadas con la documentación de actuaciones, custodia de las grabaciones o expedición de copias, competencias que la ley les atribuye a ellos.

Asimismo, como ya hiciera cuando Castro ordenó que no se grabaría en formato audiovisual la declaración que Urdangarin prestó el pasado 25 de febrero, han insistido en que la competencia para documentar las actuaciones corresponde en exclusiva a los secretarios judiciales, según lo establecido en el artículo 454.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Una función que, precisan, "guarda un vínculo indisoluble con la fe pública judicial" y que la normativa atribuye "en exclusiva y con total independencia" a los secretarios judiciales.

"El juez, en su función de garante último de los derechos de los ciudadanos, podrá decretar el secreto de actuaciones en determinados casos, pero en ningún modo es el encargado de decidir cómo se documentan las mismas, pues no cuenta con esta atribución legal", resaltan.

Por último, hacen hincapié en que la documentación de actuaciones debe realizarse atendiendo "únicamente al estricto cumplimiento de las normas procesales, y no a otros criterios".