Público
Público

Segunda victoria de Ghana y batacazo de Marruecos

EFE

La quinta jornada de la Copa de África supuso un nuevo paso adelante de Ghana, la anfitriona, que se impuso a Namibia (1-0), y un duro revés para Marruecos, derrotada contra pronóstico por Guinea (3-2).

Los ghaneses encabezan la clasificación del grupo A con un pleno de 6 puntos, seguidos por marroquíes y guineanos con 3. Los namibios, como era previsible, cierran la tabla con su casillero de puntos a cero.

Accra fue el escenario de los dos partidos de la jornada. En el primero, Guinea sorprendió a Marruecos. El equipo que entrena el francés Robert Nouzaret se hizo con la victoria, complicó el camino de los marroquíes hacia los cuartos de final y consiguió que su sueño de estar en la ronda de los ocho mejores no sea una misión imposible.

Su rival en la última jornada de la primera fase, el 28 de enero, será la selección de Namibia, la más débil del grupo A.

Pascal Feindouno, jugador del Saint Etienne, fue el protagonista del partido. Marcó dos de los tres goles de la selección guineana, tuvo una contribución decisiva en el otro y fue expulsado en el minuto 67 por una dura entrada a un rival.

Feindouno puso por delante a Guinea en el minuto 11, dio un pase de oro a Ismael Bangoura, delantero del Dinamo de Kiev, para que éste firmase el segundo en el 59 y en el 63, tres después de que Hicham Aboucherouane acortase distancias para Marruecos, selló el 3-1 al transformar un penalti.

Abdeslam Ouaddou, en el minuto 90, marcó el segundo tanto de una selección marroquí que se jugará el pase a la siguiente ronda frente a Ghana, la anfitriona. Una misión complicada para el equipo del francés Henri Michel.

Los anfitriones, igual que en su debut frente a Guinea, sufrieron para derrotar a Namibia (1-0), pero lo consiguieron gracias a una diana de Junior Agogo, delantero del Nottingham Forest, poco antes del descanso (m.41).

La selección que entrena el francés Claude Leroy y que lidera Michael Essien, centrocampista del Chelsea, dominó el juego durante gran parte del encuentro y dispuso de ocasiones para lograr una victoria más amplia. Le faltó puntería y eso puede acabar por pasarle factura.

En la última jornada del grupo, Ghana se enfrentará a Marruecos, con la ventaja de que un empate le daría la primera posición, pero no podrá descuidarse porque una derrota podría dejarla fuera de los cuartos de final.

Más noticias de Política y Sociedad