Público
Público

Seis cuentos de Quim Monzó llegan a Barcelona convertidos en obra de teatro

EFE

La compañía eSseLa de Torelló (Barcelona) pondrá en escena a partir de mañana en el Sant Andreu Teatre la obra "El millor dels mons de Quim Monzó", en la que convierten seis cuentos del escritor en piezas teatrales que tienen a la muerte como nexo común, "aunque no como protagonista trágica".

En declaraciones a Efe, el codirector del montaje Pep Tines ha recordado que estrenaron este espectáculo en Torelló en octubre del año pasado, aunque sólo ofrecieron dos representaciones, y ahora llegan a la capital catalana, donde estarán hasta el día 7 de febrero, antes de girar por diferentes poblaciones como Girona, Tàrrega (Lleida) o La Llagosta (Barcelona).

Tines comenta que después de escenificar a otros autores como Pere Calders y Miquel Martí i Pol ahora le ha llegado el turno al barcelonés, de quien adaptan los cuentos de su libro "El millor dels Mons" titulados "El nen que s'havia de morir", "Vacances d'estiu", "El meu germà", "Quan la dona obre la porta", "La vida perdurable" y "La venedora de mistos".

En el escenario estarán las actrices Diana Gadish y Marta Parramón, los actores Albert Garçon y Joan Roura y el músico Arnau Tordera.

Tines, que dirige junto a Cacu Prat, señala que cada una de las historias las han adaptado de una forma diferente, de manera que una se narra en primera persona, otra en segunda persona, mientras que otro de los cuentos tiene como protagonista a un narrador.

Asimismo, hay dos personajes -el señor y la señora muerte-, con un aire a los que crea el cineasta Tim Burton, que enlazan una historia con otra desde una especie de cabaré musical.

Sostiene Pep Tines que aunque han incorporado algún diálogo, "no hemos tocado prácticamente nada de la esencia Monzó".

Preguntado sobre si el escritor ya ha visto la obra, indica que no fue a Torelló y ahora tampoco está claro que vaya a verla al Sant Andreu Teatre, "pero ya ha dicho en varias entrevistas que a él no le gusta el teatro".

En cuanto a la respuesta del público, cuenta el codirector que la obra ha sido "bien recibida, aunque aparezca el tema de la muerte, que siempre se ve como algo tétrico".

Sin embargo, prosigue, "aquí, aunque haya un cuento muy duro que trata sobre el cáncer, siempre hay un punto de ironía que la gente agradece".

Durante una hora y cuarenta minutos, la compañía de Osona pretende dar a conocer a través del lenguaje del teatro a uno de los autores más reconocidos de la literatura catalana, a la vez que apuesta por captar nuevos públicos.

Más noticias de Política y Sociedad