Público
Público

El Senado de EE.UU. estudia ampliar las sanciones económicas a Irán

EFE

Un comité del Senado de Estados Unidos estudia ampliar las sanciones económicas a Irán en un esfuerzo por aumentar las presiones sobre Teherán para que abandone sus aspiraciones nucleares y su apoyo a grupos islamistas en Oriente Medio.

El presidente del Comité de Banca del Senado, el demócrata Christopher Dodd, y el republicano Richard Shelby, anunciaron hoy el acuerdo bipartidista al que habían llegado para impulsar una ley que prohíbe hacer inversiones en compañías que tienen negocios en los sectores petrolero y gasístico iraníes.

La ley también impediría, si fuera aprobada, el envío de tecnología "sensible" a Irán.

En un comunicado, Shelby dijo que "es imprescindible que Estados Unidos se provea de cualquier posible medida para asegurarse de que Irán cambie su comportamiento".

Los dos senadores, que propondrán al Comité de Banca la ley el próximo jueves, calificaron a Irán como una "amenaza" para los intereses estadounidenses.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha impuesto sanciones económicas a empresas iraníes de distintas actividades en un intento de obligar a Teherán de abandonar su programa nuclear.

Las sanciones también se aplican a compañías y agencias federales implicadas en el desarrollo de misiles con cabezas nucleares.

En concreto, las sanciones del Tesoro suponen la congelación de activos que las personas o entidades designadas tienen en firmas estadounidenses, y prohíben cualquier transacción financiera o comercial entre ciudadanos o empresas de EE.UU. con esos individuos o instituciones.

La ley de Dodd y Shelby ampliaría la definición de "recursos petrolíferos" para poder incluir los oleoductos y gasoductos, tanques de gas líquido, y productos que se utilizan para construir o mantenerlos.

La iniciativa extendería además el círculo de personas cuyos fondos y activos pueden ser congelados.

Por su parte, impediría a gobiernos locales y estatales hacer negocios con compañías que invierten 20 millones de dólares o más en el sector energético iraní o conceden 20 millones o más en créditos en ese sector.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, se ha mostrado indiferente a las sanciones impuestas por Estados Unidos al afirmar que "los estadounidenses no pueden hacernos daño".

Los recientes ensayos iraníes de misiles de medio y largo alcance capaces de llegar a numerosos objetivos en Oriente Medio, han sido vistos como una amenaza para los intereses de Estados Unidos en esta región.

No obstante, Washington considera que Irán no ha perfeccionado todavía el enriquecimiento de uranio, necesario para crear armas nucleares y cabezas nucleares para los misiles.

Más noticias de Política y Sociedad