Estás leyendo: El señor Mojetti

Público
Público

El señor Mojetti

Desde que llegó Abel, Forlán ha marcado 15 goles en catorce jornadas

HUGO JIMÉNEZ

"¡Mojetti, Mojetti, Mojetti!" El Atlético acababa de vencer un partido épico ante el Espanyol (3-2), y los amigos y familiares de Forlán reciben al héroe del partido con abrazos y gritos de alegría: "Señor Mojetti, estás que no paras". Gaby, íntimo amigo del delantero y compatriota suyo, explican lo de Mojetti: "Así llamamos afectuosamente los amigos a Diego por su facilidad para mojar". Y sonríe pícaro.

Gaby es ese espectador, ya famoso, de la zona baja de la grada del Calderón que recibe con los brazos abiertos a Forlán cada vez que marca. La amistad entre ambos se remonta a la época inglesa del futbolista. Se conocieron durante una gira de verano del Manchester por Nueva York y desde entonces son inseparables.

El uruguayo acredita un estado de forma portentoso. Hasta el despido de Aguirre, en la jornada 21, Forlán marcó 12 goles. Desde que llegó Abel ha firmado 15 en catorce citas ligueras.

El del domingo fue un partido especial para Forlán. No sólo por los dos goles, sino porque esta semana tiene con quién comentarlos. Su padre, su hermano y un numeroso grupo de amigos, hasta once, pernoctan estos días en su casa. "Toca festejar con ellos un poco", indicó ilusionado el delantero antes de abandonar el estadio el domingo. Y así hizo: cena en un conocido restaurante de la capital y una vuelta nocturna con los amigos para celebrar merecidamente el triunfo.

"La principal característica de Diego es que siempre guarda la compostura. Tiene unos valores muy importantes y es difícil que se desubique. Hoy (por ayer) está leyendo todo lo que la prensa dice de él, pero seguirá igual", apunta Gaby. "Es una persona generosa, súper educado y bastante reservado. Solamente se abre con los amigos de verdad", insiste.

Forlán es embajador de UNICEF y dirige junto a su padre una escuela de fútbol para niños en Uruguay. "Es una persona con cero atracción por los lujos, las juergas o las cosas superfluas", apuntan sus allegados. "Mi coche favorito es el mío, un Peugeot 206", dijo nada más aterrizar en España hace cinco años. El dinero siempre fue secundario para él. Sólo le interesa para costear los gastos médicos de su hermana Alejandra, en silla de ruedas desde que sufrió un accidente de tráfico en el que se dañó la espina dorsal.

El uruguayo se desenvuelve en cualquier deporte: tenis, padel, golf, kite-surf, ping-pong... Ahora tiene una nueva afición: el pool. Acaba de comprarse un billar francés y ya hace maravillas con el taco. Su otro gran hobbie es el cine. Siempre que puede, acude a ver algún estreno.

El domingo, Forlán marcó por quinta semana consecutiva y acecha a Etoo en la lucha por el pichichi. Suma 27 goles, está a uno del camerunés (28) y ya ha superado su mejor registro en España, que data del curso 2004-05, cuando anotó 25 en el Villarreal. Fue pichichi y bota de oro (máximo goleador europeo). Además, el uruguayo es el más efectivo de la Liga. Sus 27 goles en 30 encuentros le dan un coeficiente de 0,9 tantos por partido. Mejor que Etoo (0,84), Villa (0,83) y Messi (0,74).

Pese a que cumple 30 años el próximo día 19, los grandes de Europa le siguen. "No sé nada de ofertas. Soy feliz en esta ciudad y en este equipo. Cuando acabe el año se verá si los rumores son verdad", advierte el delantero, con contrato hasta 2011 y una cláusula de rescisión de 36 millones de euros.

 

Más noticias de Política y Sociedad