Público
Público

Serrat y Sabina ofrecen una velada inolvidable en su primer concierto en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El público madrileño tardará en olvidar el espectáculo que ofrecieron anoche Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina en el primero de sus tres conciertos en la capital de su gira '2 pájaros de un tiro', en el que brindaron más de dos horas y media con lo mejor de su repertorio musical y humorístico.

Mientras el característico bombín de Sabina esperaba a su dueño sobre un taburete en medio del escenario, un video del periodista Iñaki Gabilondo advertía que el concierto se había suspendido porque los intérpretes estaban en el hospital, una broma que anticipaba que lo de anoche iba a ser algo más que un recital con un puñado de buenas canciones.

Tuvieron que dar las diez y veinte de la noche hasta que las 15.000 personas reunidas en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid pudieran recibir a 'sus majestades' Sabina y Serrat, que abrieron el concierto interpretando 'Ocupen su localidad' y 'Hoy puede ser un gran día', para después continuar con 'Aves de paso'.

Con apenas las tres primeras canciones se percibía que el público madrileño, aunque cálido con ambos artistas, iba a entregarse a Sabina, su poeta urbano, el que tantos versos y acordes ha dedicado a lo largo de su discografía a las calles de la ciudad que anoche era escenario de este gran espectáculo.

Recuerdo del Eurobasket

Consciente de ello, Sabina se mostró orgulloso 'de volver a casa', mientras que Serrat recordó como hacía apenas dos días había salido de la pista del Palacio de los Deportes 'con el rabo entre las piernas por culpa de un punto de unos hijos de putin', en alusión a la derrota de la selección española de baloncesto en la final del Eurobasket el pasado domingo.

Tras estas primeras complicidades con el público, Sabina cogió su bombín y su taburete para dejar al 'noi de Poble Sec' a solas interpretando la emotiva 'Pueblo blanco' y 'Algo personal'.

Intercambio de canciones 

A continuación comenzó el intercambio de repertorio -ambos artistas suman más de 50 discos- cuando Serrat cogió prestado uno de los temas más emblemáticos de Sabina, 'Y sin embargo', que el público cantó al unísono, mientras que el cantautor madrileño interpretó el tema de Serrat 'No hago otra cosa que pensar en ti'.

Sabina continuó el espectáculo con los temas '¿Quién me ha robado el mes de abril?' y 'Princesa', y el himno de Serrat 'Tu nombre me sabe a hierba'.

El momento más folclórico de la noche tuvo lugar cuando rememoraron la figura de Peret con el tema 'El muerto vivo', que ambos artistas finalizaron arrancándose con unos más que personales pasos de rumba catalana.

Cuando el público ya estaba totalmente entregado, estos dos trovadores enfilaron el bloque final del concierto interpretando algunos de sus himnos, como 'Mediterráneo', 'Penélope' y 'Cantares' de Serrat ó '19 días y 500 noches', 'Calle Melancolía' y 'Y nos dieron las 10' de Joaquín Sabina, probablemente los temas más aplaudidos de la noche.

Más noticias en Política y Sociedad