Público
Público

Siemens, Vossloh y Santana pujan por fabricar los trenes del metro de Granada

EFE

Tres empresas, Siemens, Vossloh España y CAF Santana, han lanzado ofertas para pujar por la fabricación y el mantenimiento de los convoyes del metropolitano de Granada, lo que les supondría un contrato con la Junta de Andalucía de 48 millones de euros.

El presupuesto base de licitación, que también incluye la formación del personal que conducirá los trenes, asciende en concreto a 47,75 millones de euros y el plazo de ejecución es de 26 meses, ha informado hoy la Consejería de Obras Públicas y Transportes a través de un comunicado de prensa.

El pedido inicial para la puesta en funcionamiento del metro ligero de Granada, que unirá las poblaciones de Albolote, Maracena, Granada y Armilla, es de 13 unidades, si bien el concurso establece una posible ampliación de hasta diecisiete trenes (cuatro adicionales) durante dos años, en función de la demanda real que tenga este nuevo sistema de transportes.

Las tres empresas tienen como aval haber fabricado los convoyes de otras líneas de transporte ferroviario: Siemens ha producido y suministrado unidades para la Alta Velocidad, servicios cercanías y los metros de Madrid y Barcelona; Vossloh España ha suministrado trenes para Metro de Valencia; y CAF-Santana ha fabricado las unidades del Metro de Sevilla, Barcelona y Bruselas.

Una de las principales novedades introducidas en este concurso del material móvil consiste en que las ofertas recibidas por el ente público Ferrocarriles de la Junta de Andalucía están obligadas a proporcionar soluciones para la circulación de los trenes sin necesidad de catenarias en determinados tramos urbanos del trazado.

Por otra parte, se valorará también que el material móvil disponga de un sistema que sea capaz de recuperar la energía de frenado para su posterior uso en tracción, con un ahorro mínimo de consumo energético del 20%.

En términos de seguridad, las unidades de tren dispondrán de, al menos, dos sistemas de frenos independientes para garantizar la prestación del servicio en caso de incidencia o avería de uno de estos sistemas, siendo la velocidad máxima de 70 kilómetros/hora, aunque en los tramos en superficie las velocidades no serán superiores a los 50 kilómetros/hora.

La velocidad comercial (velocidad media incluido paradas en estaciones) se situará entre los 20 y 28 kilómetros por hora, lo que permitirá realizar los trayectos con unos tiempos de viaje muy competitivos frente al vehículo privado: Albolote-Maracena en seis minutos y medio; Maracena-Granada en cuatro minutos y doce segundos; Albolote-Granada en once minutos y tres segundos; y en 31 minutos el total del recorrido de la línea 1, entre el Cerrillo de Maracena y Armilla.

Más noticias de Política y Sociedad