Público
Público

Siete CCAA reciben el sí del Gobierno para endeudarse

Los planes de reequilibrio de Castilla y León, Cantabria, Asturias, Galicia, Aragón, Canarias y Murcia fueron aprobados ayer por Economía

ANA FLORES

Pocos dudan ya de que el Gobierno central vaya a cumplir su objetivo de reducción del déficit para 2011. Otra cosa son las comunidades autónomas, el principal foco de incertidumbre que pesa actualmente sobre las posibilidades de España de cumplir con sus objetivos de ajuste en el conjunto de las administraciones públicas. Por mucho que sea este un año electoral, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se ha mostrado inflexible con las autonomías. Tienen que cumplir su objetivo de reducir su déficit hasta el 1,3% del PIB. Ya se permitieron en 2010 saltarse más de la mitad el ajuste que las obligaba a reducir el déficit hasta el 2,4% del PIB. O presentaban planes de reequilibrio creíbles, les dijo Economía, o no se les permitiría endeudarse a largo plazo (con emisiones por encima de un año). Siete ya lo han hecho.

Según ha podido saber Público por fuentes cercanas al proceso, el Ministerio de Economía y Hacienda dio ayer el visto bueno a los planes de reequilibrio de siete autonomías de cara a que puedan ser aprobados definitivamente por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se reunirá hoy a las 17.00 horas y que estará presidido por la vicepresidenta económica, Elena Salgado. En concreto, se trata de Castilla y León, Cantabria, Asturias, Galicia, Aragón, Canarias y Murcia. El caso de esta última es especialmente llamativo porque está, junto a Castilla-La Mancha, Catalunya y Balears, entre las comunidades que más se desviaron del objetivo de déficit de 2010.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera ratificará hoy su aprobación

Según explicó ayer el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, el CPFF aprobará hoy "la senda de estabilidad presupuestaria de 2012, 2013 y 2014", con la intención de reiterar "un compromiso público y formal" de cumplimiento de los objetivos de déficit por parte de las autonomías que el Gobierno considera especialmente "importante" en este momento.

Por otro lado, se "examinarán los planes de reequilibrio de las autonomías", de los que siete ya están aprobados (a falta de que se haya sumado alguno más a última hora) y el resto tendrá que esperar a la próxima reunión para su aprobación.

El visto bueno a los planes permite endeudarse a largo plazo

La polémica en torno a Catalunya promete traer nuevos capítulos, según se desprende de las palabras de Ocaña ayer. No va a permitir la intención del Gobierno de la Generalitat de apuntarse como ingreso este año 1.450 millones de euros del Fondo de Competitividad, que en realidad no se pagará hasta 2013. "Uno no se puede apuntar los ingresos que no tiene", declaró ayer Ocaña.

El Gobierno de Artur Mas lleva ya un reguero de desencuentros con el Ejecutivo central desde que accediese al poder y desvelara un déficit en 2010 por encima del anunciado por el anterior Gobierno autonómico (3,86%). Pese al recorte del gasto del 10% anunciado por Mas, Catalu-nya tiene difícil cumplir con los objetivos de ajuste. Y necesita emitir deuda para cuadrar sus cuentas, lo que la obliga a convencer con un plan al Ministerio de Economía.

Desde este la respuesta sigue firme: no se permitirá nuevo endeudamiento a Catalunya, sí refinanciación de la deuda existente, hasta que no presente un plan de reequilibrio de sus cuentas que permita cumplir en 2011 con los objetivos de reducción del déficit público.

Por otro lado, el CPFF no tratará hoy el tema del "techo del gasto público" para los Presupuestos de 2012, anticipó Ocaña, un dato que se espera con especial interés desde que se conoció la revisión a la baja de la previsión de crecimiento de la economía.

Más noticias de Política y Sociedad