Público
Público

Los sindicatos españoles y Magna no alcanzan un acuerdo por Opel

Reuters

El sindicato español Comisiones Obreras (CCOO) dijo el martes que volverá a reunirse el miércoles con la dirección de Magna para exigirle la no destrucción empleos en España, tras no haberse alcanzado avances en la reunión del martes.

"Tras la reunión de hoy entre los sindicatos, el Ministerio de Industria (...) y la dirección de Magna, en la que no ha habido avances, este sindicato pedirá de nuevo a la multinacional automovilística que tenga en cuenta las variables económicas y la rentabilidad de la planta zaragozana", dijo CCOO en un comunicado.

El sindicato añadió que el grupo canadiense "no cedió en sus pretensiones de llevarse parte de la producción de la planta a Alemania, lo que supondría la eliminación de 1.300 empleos en Figueruelas".

Opel emplea a unos 7.500 trabajadores en su planta de Figuerelas (Zaragoza), y Magna ha indicado que su plan para comprar la marca alemana a General Motors en consorcio con la firma rusa Sberbank contempla una reducción de plantilla en dicha fábrica de unos 1.300 puestos.

Para llevar a cabo su plan, que inicialmente supondría la pérdida de 10.500 empleos en Europa, la compañía de piezas de automóvil canadiense quiere alcanzar un acuerdo con los influyentes líderes laborales de Opel.

En una apuesta por salvaguardar puestos en Alemania, donde cuenta con unos 25.000 empleados y un sindicato particularmente poderoso, Berlín prometió 4.500 millones de euros (6.600 millones de dólares) de ayuda a Opel, lo que generó críticas del resto de países donde la empresa tiene fábricas, entre ellos España y Reino Unido.

El ministro de Industria español, Miguel Sebastián, señaló a principios de este mes que España tenía que discutir el plan con Magna antes de decidir si destina ayudas a Opel.

ACUERDO CON SINDICATOS BRITÁNICOS

Poco después de conocerse la falta de acuerdo en España, el sindicato británico Unite indicó que había logrado un acuerdo para asegurar el mantenimiento de las plantas de Opel en el Reino Unido, donde se fabrican los modelos Vauxhall.

El visto bueno de las fuerzas sindicales británicas hace más posible el pronóstico del consejero delegado de General Motors, Fritz Henderson, que dijo el martes que la firma del acuerdo definitivo para el traspaso de una participación mayoritaria al consorcio de Magna podría llegar esta misma semana.

Unite indicó que Magna había aceptado no realizar despidos obligatorios entre los 5.500 empleados del Reino Unido, la mayoría de los cuales se concentra en Luton, al sur del país, y Ellesmore, al noroeste.

El sindicato añadió que gracias al acuerdo se salvarán 600 empleos que Magna tenía previsto eliminar.

Más noticias de Política y Sociedad