Público
Público

Sobriedad colorista para presentar la 57 edición del certamen donostiarra

EFE

La imagen del 57 Festival de Cine de San Sebastián son sus líneas multicolores, que esta noche han sido el punto de apoyo para presentar el certamen en una gala de exquisita sobriedad.

Es la edición de la crisis y eso también lo ha trasladado la organización del Zinemaldia a su acto inaugural, presentado por los actores Francis Lorenzo y Bárbara Goenaga y la periodista Edurne Ormazabal.

Por el escenario también han desfilado otros actores españoles -actrices fundamentalmente- para dar cuenta del contenido de las diferentes secciones del certamen, además del presidente de la Academia Española de Cine, Alex de la Iglesia.

Tras la proyección de algunas imágenes de las diecisiete películas de la Sección Oficial, los miembros del jurado al completo han ido apareciendo en el escenario uno a uno para dejar su firma en una pantalla transparente.

Los actores Daniel Giménez-Cacho, Pilar López de Ayala y Leonor Silveira, y los directores Bong Joon-ho, John Madden y Samira Makhmalbaf componen el jurado oficial de esta edición, que preside el realizador francés Laurent Cantet, quien ha prometido una decisión "lo más honesta posible" sobre el palmarés que se conocerá el sábado 26.

El director canadiense Atom Egoyan, que abre el Zinemaldia con "Chloe", a concurso en la Sección Oficial, ha sido el último en intervenir antes de dar paso a la proyección de su película y ha agradecido el apoyo que siempre ha recibido en España desde el comienzo de su carrera.

La primera en bajar las escaleras situadas en el centro de un montaje de geometría expresionista fue una Elena Anaya vestida de fucsia-fucsia para presentar la retrospectiva dedicada a Richard Brooks.

Goya Toledo, completamente de negro, se encargó de la retrospectiva sobre el nuevo cine francés y, tras ellas, llegaron Marta Etura, Aida Folch, para dar paso a los contenidos del Panorama del Cine Vasco y Horizontes Latinos.

Emma Suárez, de rojo, fue la madrina de la sección Zabaltegi, Martín Rivas de En Construcción y Pablo Rivero del Encuentro de Escuelas de Cine.

El ex director del Festival Manuel Pérez Estremera, que preside el jurado de Horizontes Latinos, tuvo palabras para el público donostiarra por haber empujado siempre el certamen y Alex de la Iglesia, que presentó la sección Made in Spain, aseguró que su equivocación de la noche era afirmar que "el cine que se hace en este país va cada vez mejor".

"Pensamos que es arte y hay que pensar que esto es una industria", dijo.

También han colaborado en esta velada los directores Lucille Hadzihalilovic y Serge Bozon, además de la presidenta del jurado Kutxa Nuevos Directores, Saffron Burrows.

El escenario, estático, sin la música en directo y los pasos de baile del pasado año, y donde han predominado los colores rojo, verde y blanco, también ha recibido a la productora Margaret Ménégaz para recoger en nombre del realizador Michael Haneke el Gran Premio Fipresci a su película "La cinta blanca", que otorga la Federación Internacional de la Crítica de Cine al mejor filme del año.

Y mientras todo esto ocurría, cientos de personas se agolpaban en las inmediaciones del teatro Victoria Eugenia, donde esta noche Quentin Tarantino y Brad Pitt presentan "Malditos Bastardos".