Público
Público

El socio de Díaz Ferrán maniobra desde prisión para ocultar 11 millones

La secretaria de Angel de Cabo denuncia ante el juez que su exjefe la presionó desde la cárcel para vender la única empresa rentable del grupo Marsans

EFE

La secretaria del dueño de Viajes Marsans, Ángel De Cabo, ha afirmado este lunes que su exjefe la ha presionado desde la cárcel para que dejara de administrar la única empresa que "produce dinero" del entramado, y poder así esconder sus activos, que han alcanzado los 11 millones de euros, a los acreedores del grupo.

Susana Mora ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que instruye la causa del vaciamiento patrimonial de Marsans en la que está imputada junto a De Cabo y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, entre otros.

La que fuera secretaria del empresario valenciano ha asegurado que ha recibido presiones por parte de De Cabo -que se encuentra preso en la cárcel madrileña de Soto del Real desde el pasado 5 de diciembre bajo fianza de 3 millones- a través de un abogado, que la ha instado "hasta fechas muy recientes" a vender las acciones de Promomegan Negocios, han informado fuentes jurídicas.

Mora fue inscrita como administradora única de esta empresa el 20 de septiembre de 2012, sociedad que, según ha hecho constar el instructor en algunas de sus resoluciones, es propietaria de la "única empresa que produce dinero dentro del grupo orquestado por De Cabo, Naturaleza y Turismo, antes Trapsatur", y ha llegado a acumular hasta 11 millones de beneficios.

La imputada quedó en libertad el pasado 5 de diciembre tras abonar la fianza de 3.000 euros que le impuso el magistrado gracias a su "colaboración" con la Justicia.

Fue en ese momento cuando comenzaron las coacciones por parte de su antiguo jefe para que abandonara la administración de esta sociedad, que no está incluida en la masa concursal de Marsans, y poder ocultar así sus beneficios a los 16.000 acreedores del grupo.

Si bien Mora renunció a su cargo de administradora única el pasado enero, a fecha de hoy aún no ha nombrado un sucesor, facultad que sólo le compete a ella, y a lo que se ha negado reiteradamente a pesar de las presiones ejercidas por De Cabo hasta que se lo requiriera la autoridad judicial. De la misma manera, también ha rechazado posteriormente transmitir las acciones que posee de la empres, han subrayado las fuentes consultadas

Asimismo, hoy también ha comparecido ante Velasco otro de los testaferros del empresario valenciano, Antonio García Escribano, también detenido en el marco de la "operación Crucero" y al que se le impuso una fianza de 500.000 euros para poder salir de la cárcel.

García Escribano ha corroborado en la Audiencia Nacional el supuesto acuerdo que existió entre Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, ya fallecido, con De Cabo para traspasarle Viajes Marsans y su patrimonio, para eludir el pago a sus acreedores a cambio de recibir "cien mil euros mensuales hasta alcanzar la suma de ocho millones de euros".

Según Velasco, el dueño de Marsans, Ángel de Cabo, y su anterior propietario, el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, ocultan en el extranjero "millones de euros" procedentes del vaciamiento del grupo empresarial.

De hecho, las fuentes consultadas han explicado que el magistrado está a la espera de que se traduzcan numerosas comisiones rogatorias que ha cursado a países como Liechtenstein, Irlanda, Suiza, Holanda, y Panamá.

Más noticias de Política y Sociedad