Público
Público

La soja no refuerza la capacidad cognitiva en adultas mayores: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un estudio sobre 313 mujeresposmenopáusicas revela que el consumo de 25 gramos diariosadicionales de proteína de soja mejora levemente la memoriavisual, pero no la capacidad cognitiva general.

"Existen muchos motivos por los que las adultas mayores y demediana edad saludables podrían tomar suplementos de soja, perola función cognitiva no debería ser la razón principal", opinóel doctor Victor Henderson, autor principal del estudio einvestigador de la Stanford University.

El equipo de Henderson le realizó a un grupo de mujeres deentre 45 y 92 años una batería de test cognitivos y de lamemoria. Luego, al azar, le indicó a cada participante consumirun suplemento diario de 25 gramos de proteína de soja o de lecheen forma de barra o polvo durante dos años y medio.

Durante ese período, ambos grupos tendieron a mostrar unamejoría en la memoria, quizás porque todas ya habían realizadolos test, pero no hubo diferencia en la combinación de los testcognitivos ni en ninguna de las evaluaciones por separado,excepto en la de la memoria visual, según precisa el equipo enla revista Neurology.

Y eso también se aplicó al análisis de los resultados de lasmenores de 60 años, que estaban más cerca de haber atravesado lamenopausia y deberían haberse beneficiado aun más con la sojaextra.

A pesar de esto, la soja podría mejorar la función cognitivay la salud general. Pero empezar a consumirla después de lamenopausia sería demasiado tarde como para obtener algúnbeneficio, según opinó William Wong, del Baylor College ofMedicine, en Houston, Texas.

"Todos estamos detrás de la píldora mágica, pero nuncarecordamos que las mujeres de Asia consumen soja desde que nacenbásicamente. Por lo tanto, podría existir un efecto en el largoplazo que no obtenemos en Estados Unidos", dijo a ReutersHealth.

Wong, que no participó del estudio, señaló que unalimitación de la investigación es la poca cantidad departicipantes, el rango etario tan amplio y la gran diferenciadel tiempo transcurrido desde la menopausia, lo que habríadificultado determinar el grupo que podría beneficiarse con lasoja.

Aun así, recordó que sus propios resultados sobre el efectode los suplementos de soja en la salud ósea y la presiónsanguínea han sido "desalentadores".

Pero un estudio reciente sobre mujeres que tuvieron cáncermamario sugirió que las que consumían gran cantidad de soja eranun 25 por ciento menos propensas a tener una recaída, aunque conalgunas dudas sobre los efectos de la soja similares alestrógeno en esas mujeres.

El equipo de Henderson concluyó que las mujeresposmenopáusicas no deberían tomar suplementos de soja paramejorar su capacidad cognitiva, pero que podrían consumiralimentos ricos en soja si así lo desean, sin preocuparse deposibles efectos negativos en la memoria.

FUENTE: Neurology, online 4 de junio del 2012