Público
Público

Dos soldados británicos mueren en un ataque en Irlanda Norte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Cadwallader

Hombres armados causaron la muerte de dos soldados británicos en la entrada de una base del Ejército en Irlanda del Norte, en un ataque que aparentemente buscaba provocar una nueva ola de violencia en la región.

Líderes británicos e irlandeses condenaron el ataque ocurrido el sábado por la noche y dijeron que no logrará desbaratar el proceso de paz.

El partido nacionalista Sinn Fein afirmó que los republicanos tienen la tarea de oponerse a lo que llamaron un acto "equivocado y contraproducente".

"Su intención es traer a los soldados de vuelta a las calles. Ellos quieren destruir el progreso del último tiempo y sumergir a Irlanda de vuelta en el conflicto", manifestó a través de un comunicado el presidente de Sinn Fein, Gerry Adams.

El incidente del sábado fue uno de los peores ocurridos en la provincia desde el acuerdo de paz de 1998, el cual acabó con décadas de conflictos políticos y sectarios.

El ataque se produjo después de que un policía advirtiera esta semana que la amenaza de republicanos disidentes estaba en su punto más alto en casi una década y tras informes de que las fuerzas especiales de Gran Bretaña habían vuelto a Irlanda del Norte para reunirse con agentes de inteligencia.

Cuatro personas, incluyendo a dos repartidores de pizza, también resultaron heridos en el ataque, según informó la estación pública irlandesa RTE.

Las víctimas estaban recibiendo unas pizzas en la base Massereene cerca de la ciudad de Antrim, 15 millas (25 kilómetros) al noroeste de Belfast, cuando los hombres armados irrumpieron con un vehículo y abrieron fuego.

Hubo un estallido de disparos cuando uno de los atacantes volvió sobre sus pasos y disparó a las víctimas que estaban en el suelo, agregó RTE. Los dos soldados que murieron tenían alrededor de 20 años y pronto viajarían a Afganistán.

¿FRAGIL ACUERDO?

El pacto de paz de 1998, llamado Acuerdo de Viernes Santo, terminó con 30 años de conflicto político y sectario en Irlanda del Norte, el cual causó la muerte a más de 3.000 personas.

El Ejército Republicano Irlandés (IRA, por su siglas en inglés), que buscaba una Irlanda unida y consiguió el apoyo de la minoritaria comunidad católica romana y de grupos guerrilleros protestantes partidarios de Gran Bretaña, acordó un cese al fuego.

"Aquellos responsables (por el ataque) no tienen apoyo, no tienen estrategia para lograr una Irlanda unida", precisó a través de un comunicado Adams.

"Nuestra responsabilidad es defender el proceso de paz y el progreso que se ha logrado para alcanzar derechos nacionales y democráticos", agregó.

Pete Shirlow, un destacado profesor de la escuela de Leyes de la University Belfast, en Queen, dijo que el ataque parecía ser una táctica de republicanos disidentes para provocar una reacción partidaria.

"La mayor amenaza es cómo los partidistas reaccionarán a esto. Demuestra cuán frágil podría ser el proceso de paz", detalló.

Sin embargo sería necesario un sustancioso nivel de violencia para interrumpir el proceso de paz, opinó Shirlow.

"No creo que podamos volver a lo que teníamos pero crea un malestar, crea incertidumbre", reflexionó.

Tanto Irlanda como Gran Bretaña, mediadores conjuntos del acuerdo de paz, condenaron el ataque .

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que el país estaba conmocionado e indignado por la acción "cobarde y malvada".

"Haremos todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que Irlanda del Norte esté a salvo y segura", expresó a Sky News, agregando que ningún asesinato desbaratará el proceso de paz.

Por su parte el primer ministro irlandés, Brian Cowen, dijo que "un pequeño grupo de personas perversas no pueden y no minarán la voluntad de las personas (...) de vivir juntos en paz".

Las tropas británicas se retiraron de la provincia en el 2007, sin embargo la violencia esporádica ha continuado. Hasta los últimos meses, gran parte de los incidentes eran atribuídos a actividades criminales más que a motivaciones sectarias o políticas.

Más noticias en Política y Sociedad