Público
Público

Soler cumple cien días sin ir al fútbol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Valencia, Juan Soler, cumplirá mañana cien días sin acudir a un partido de fútbol, ni en Valencia ni fuera de la ciudad, desde que acudió por última vez a Mestalla el pasado 2 de diciembre.

Aquel día presenció el encuentro Valencia-Athletic de Bilbao, que finalizó con victoria visitante por 0-3 y días antes del siguiente encuentro en Mestalla, contra el Barcelona, que se disputó dos semanas después, se informó de que no iba a acudir al estadio por problemas de salud.

Durante estos cien días, el equipo ha vivido transformaciones importantes tanto a nivel social y de gestión como deportivas en una etapa en la que las apariciones de Soler han sido esporádicas, pero nunca se han producido para acudir a un encuentro de fútbol.

Los dos momentos en los que la presencia de Soler fue más notoria se produjeron con motivo de la rueda de prensa posterior a la decisión del técnico, Ronald Koeman, de no contar con Santiago Cañizares, David Albelda y Miguel Ángel Angulo, y posteriormente en la vista de la demanda de Albelda contra el club valenciano.

El 28 de diciembre de 2007, casi un mes después de asistir por última vez a un partido del equipo, Soler afirmó ante los medios que estos jugadores no estaban "ni apartados, ni despedidos" del club, además de informar de que estaba enfermo, que había acudido a la rueda de prensa contra la recomendación de los médicos y de que no pensaba dimitir.

El 22 de febrero apareció en público en el juicio de la demanda de David Albelda, junto al que estuvo sentado durante muchos minutos en la sala, aunque en aquella ocasión no realizó declaraciones.

Durante estos más de tres meses, sus apariciones se han limitado a la asistencia a determinadas reuniones del consejo de administración del club o a un reducido número de citas especiales.

Una de ellas fue la reunión del consejo de administración que se celebró el 29 de enero, en el que delegó funciones en tres vicepresidente ya que, según informaron fuentes del club, su enfermedad "le impide dedicarse en su totalidad a las funciones de presidente".

Aquel día, el director general de comunicación del club, Jesús Wollstein informó de que Agustín Morera iba a ser el vicepresidente responsable del área institucional, Rafael Salom el de la parcela deportiva y Alberto Martí el de la económica, al tiempo que Enrique Lucas había dimitido como vicepresidente y dejaba el consejo.

Posteriormente, a finales de febrero, Soler acudió a una reunión en un hotel con el empresario y ex presidente de Teléfonica, Juan Villalonga, y el segundo máximo accionista y ex directivo de la entidad, Vicente Soriano.

Tras esa reunión, el club y Villalonga afirmaron que en esa cita no se había hablado de la compra de acciones del club a la vez que Soriano hizo público un comunicado en el que anunciaba que retiraba su oferta de compra del paquete accionarial que le había sido ofrecido por la familia Soler.

Durante esta etapa, buena parte de las reuniones que el presidente ha mantenido por cuestiones relacionadas con el club se han celebrado en su domicilio o en su despacho profesional, como ocurrió en el caso de la mantenida recientemente con Albelda después de que se conociera la sentencia favorable al club en la demanda interpuesta por el jugador.

A lo largo de estos cien días sin asistir a los partidos de su equipo ni en Mestalla ni fuera de la ciudad, Juan Soler se ha perdido muy pocas cosas desde el punto de vista futbolístico, ya que ni los resultados ni el juego del Valencia han destacado en una etapa de bastante discreción.

Desde aquel 3 de diciembre de 2007, el Valencia ha jugado veintiún encuentros, uno de la Liga de Campeones, empatado sin goles en Londres ante el Chelsea, siete de la Copa del Rey y trece de Liga. Nueve de estos partidos los ha jugado el Valencia en Mestalla y los otros doce a domicilio.