Público
Público

Soraya ya se muerde las uñas

La representante española en Eurovisión inicia la cuenta atrás a diez días del Festival y parte este viernes hacia Moscú

PÚBLICO.ES/EP

Soraya ya se muerde las uñas. A la representante española en Eurovisión, Soraya Arnela, le quedan escasos diez días para su actuación en el festival y asegura tenerlas todas consigo, lo cual no resulta difícil de entender tras la estela que dejó la actuación del Chikilicuatre en la pasada edición del festival musical internacional. 

Este viernes la cantante pone rumbo a la capital rusa y tal y como ella misma relata en su blog, Tiembla Moscú , lo que desea hacer en estas horas que le quedan para el Festival es ensayar y hacer pruebas. De hecho el sábado 9 empieza los ensayos con sus bailarines y con rueda de prensa desde Moscú.

Tras la decisión de TVE de no emitir en directo la semifinal en la que participarán los concursantes de ambos países, Soraya ha pedido el apoyo de los 'eurofans' de Portugal y Andorra en Eurovisión.

La cantante de Esta noche es para mí respondió a las "llamadas al boicot" de estos dos países 'vecinos', que entienden que la no retransmisión de sus actuaciones en España podría perjudicarles a la hora de obtener votos.

TVE anunció la semana pasada la retransmisión en directo de la segunda semifinal, el 14 de mayo, y no la primera como le había correspondido por sorteo, de acuerdo con la petición de la cadena a la Unión Europea de Radiotelevisión (UER). Finalmente, la 2 retransmitirá el 12 de mayo la apertura de actuaciones del festival en diferido.

"Yo soy una cantante, igual que mis compañeros Flor-de-Lis y Susanne Georgi -representantes de Portugal y Andorra, respectivaente- y nuestra responsabilidad es dar lo mejor de nosotros mismos.En donde yo no tengo nada que ver es en las decisiones sobre Eurovisión que no se refieren estrictamente a mi profesión, ya sean parrillas televisivas o cualquier otro aspecto relacionado con la organización", apuntó.

Según explicó Soraya, Eurovisión cuenta "con una parte muy política", en la que una parte "nada desdeñable" de los apoyos se reparten entre los países que despiertan "simpatía o proximidad". A su entender, estas críticas demuestran que "para muchos" la calidad de los artistas es "secundaria".

"Entiendo vuestro enfado. A mí me gustaría que en Eurovisión primara la calidad de los artistas, que se votara a los artistas...si fuera así, y en teoría debería ser así, daría igual en qué semifinal votara cada país", resaltó. La cantante se despide en el comunicado recordando que, como artista, no puede enfocar su carrera "a este tipo de criterios".

Más noticias de Política y Sociedad