Público
Público

Sordo: "Es una pena porque todo estaba controlado"

EFE

El piloto español Dani Sordo (Citroen) comentó, tras su abandono en el rally Acrópolis, séptima cita del mundial, que fue una pena tocar una piedra con el interior de una rueda que les destrozó un brazo de la suspensión porque "todo iba perfecto, todo estaba controlado" y optaba a la victoria.

El piloto español se vio obligado a abandonar en el tercer tramo de la jornada cuando era segundo y estaba a sólo tres segundos del líder de la prueba, el finlandés Mikko Hirvonen (Ford), pero sobre todo porque su posición de salida le beneficiaba, en contra del escandinavo y porque su compañero de equipo, el francés Sebastien Loeb, también había abandonado, por lo que tenía en su mano la lucha por la victoria, algo a lo que pocas veces le dejan.

"Hemos tocado una piedra con el interior de una rueda que nos ha supuesto que rompiéramos un brazo de suspensión y allí nos hemos quedado", explicaba el piloto oficial de Citroen.

"En este rally estábamos muy bien situados en la clasificación. Estaba todo perfecto para nosotros, todo controlado. Es una verdadera pena", dijo.

Sordo añadió: "Hemos estado ahí, haciendo buenos tiempos, entre los mejores pero si la victoria no ha llegado aquí ya llegará en otro sitio, pero cada vez estamos más cerca".

Más noticias de Política y Sociedad