Público
Público

Spitzer se gastó 80.000 dólares en prostitutas, según fuentes de la investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador de Nueva York, el demócrata Eliot Spitzer, se gastó 80.000 dólares durante los últimos diez años en pagar los servicios de prostitutas, según fuentes de la investigación citadas hoy por la prensa estadounidense.

Spitzer, en medio de un escándalo que lo vincula a una red de prostitución de la que ya se han detenido a un hombre y tres mujeres la semana pasada, estaría negociando con la fiscalía del estado los términos de su situación legal, lo que incluiría su dimisión hoy mismo, según los medios.

Asimismo señalaron que, según los investigadores, el todavía gobernador de Nueva York "era un cliente habitual que llegó a gastar 80.000 dólares a lo largo de varios años en el pago de servicios de prostitución de lujo", pues abonaba 4.300 dólares cada vez que requería los servicios de una de las mujeres.

La cadena de televisión nacional ABC entrevistó a una de las prostitutas, "Sienna", de 22 años, que dijo haberse acostado con Spitzer hace dos años, cuando todavía era fiscal general del estado.

"Daba buenas propinas y no hacía nada que fuera sucio", dijo "Sienna", que en declaraciones al New York Post, señaló que tenía miedo ante la notoriedad, que ha recibido muchas llamadas de la prensa y que no conoce a "Kristen", la morena que acompañó a Spitzer a Washington el pasado 13 de febrero y por la que los investigadores dieron con el gobernador, que era el "Cliente 9" de la red.

Su foto, como la de las otras mujeres que trabajaban para el Emperors Club VIP, que tenía sus oficinas en el barrio de Brooklyn, aparecieron en los medios sin que pueda verse sus caras.

Por el momento el gobernador permanece en su casa de Manhattan sopesando la salida a esta situación, aunque tanto demócratas como republicanos han insistido en que ya no se trata de saber si va a dimitir o no, si no de cuándo lo va a hacer.

Según el Post, "agentes del FBI (Oficina Federal de Investigación) vieron a Spitzer en el hotel Mayflower de Washington a principios de año, alertados de que intentaba citarse allí con una prostituta", al tiempo que recuerda que otro diario, el Washington Post, habló de ello a fines de enero.

El diario neoyorquino, que cita fuentes de la investigación, dijo también que el gobernador "no quería utilizar condones en las relaciones sexuales" y que fue él mismo quien dio pistas al Servicio de Rentas Internas (IRS), cuando "nervioso" intentó ocultar a los inspectores fiscales los pagos que había hecho a una empresa de servicios de compañía.

Spitzer intentó, según el Post, despistar al Fisco dividiendo una transferencia bancaria de 40.000 dólares en pequeñas fracciones para evitar que el banco informara a las autoridades federales de esa operación, ya que es obligatorio hacerlo en todas las transacciones que superen 10.000 dólares.

Otro elemento que las autoridades investigan es a su servicio de seguridad y si esos oficiales sabían algo y desde cuándo.

Spitzer fue elegido gobernador de Nueva York, un estado con 19,2 millones de habitantes y considerado una de las economías más potentes del país, tras las elecciones de noviembre de 2006, pero antes fue su fiscal general durante ocho años, y se había significado por ser un "cruzado" contra la corrupción, además de haber dirigido varias investigaciones contra redes de prostitución.