Público
Público

La subasta relaja la prima y la bolsa rebota hasta el 2,6%

El Tesoro Público ha colocado hoy más del máximo previsto, aunque ha tenido que elevar el interés por encima del 5 %

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo española ha cerrado hoy con 551 puntos básicos gracias al impulso que ha supuesto la buena acogida que ha tenido la subasta del Tesoro español. Se trata de un auténtico respiro tras la jornada negra de ayer, en la que la prima alcanzó un nuevo máximo histórico, con 574 puntos básicos.

Sin embargo, según datos de mercado recogidos por Efe, la rentabilidad del bono español a diez años no ha logrado en ningún momento de la sesión bajar del 7 %, y el mínimo diario lo marcaba a las 17.12 horas, al situarse en el 7,03 %. Por su parte, la rentabilidad del bono alemán a diez años —cuya diferencia con el español mide la prima de riesgo— se ha situado en el 1,531 %.

Al inicio de la sesión y a la espera de la subasta del Tesoro, la prima de riesgo se reducía levemente hasta los 572 puntos básicos, con el interés del bono a diez años en el 7,15 %. Una vez finalizada la puja del Tesoro, la prima de riesgo comenzó una tendencia descendente que le hacía situarse por debajo de los 560 puntos básicos.

El Tesoro Público ha colocado hoy más del máximo previsto, 3.039 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, aunque ha tenido que elevar el interés por encima del 5 %, un interés de los más altos desde la creación del euro. Pese a ello, y en medio de una gran presión de los mercados, la puja ha obtenido un gran respaldo de los inversores, ya que la demanda ha superado los 8.000 millones de euros.

Por su parte, la bolsa española ha subido hoy el 2,67%, la cuarta mayor subida del año, y se ha aproximado a 6.700 puntos animada por el avance de los grandes valores, la rebaja de la prima de riesgo y el repunte de los mercados internacionales. El IBEX 35 ha subido 174 puntos hasta 6.693,90 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 21,86%. En Europa, Milán ganó el 3,35%; el índice Euro Stoxx 50, el 1,97%; Fráncfort, el 1,84%; Londres, el 1,73%, y París, el 1,69%.

La rentabilidad de los bonos españoles a largo plazo bajaba del 7,2 al 7,05%, mientras que la prima de riesgo pasaba de 580 a 555 puntos básicos. Camino contrario seguía la deuda germana, cuyo interés crecía del 1,4 al 1,5%.