Público
Público

Suecia espera nombrar a los altos cargos de la UE en la cumbre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Luke Baker

Suecia buscará un compromiso de último minuto entre los 27 estados miembros de la Unión Europea (UE) para nombrar a un presidente y un jefe diplomático, después de que semanas de negociaciones informales no lograran conseguir favoritos.

Tras casi dos rondas de consultas con los líderes del bloque, el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, aún debe encontrar candidatos que cuenten con el apoyo unánime para los puestos, destinados a aportar más influencia a la UE en el escenario global.

Reinfeldt, cuyo país tiene actualmente la presidencia de la UE, ahora espera que los jefes de Estado del bloque dejen de lado sus intereses personales y acuerden nombres en una cumbre en Bruselas que se espera dure tres horas, pero que podría extenderse mucho más.

Un fracaso en asegurar un consenso enfatizaría las divisiones en el bloque y podría socavar el objetivo de crear los puestos, para ayudar a la UE a influir en los asuntos globales.

"Necesito, por supuesto, la colaboración de mis colegas para tratar de llegar a un acuerdo durante la noche de mañana", dijo Reinfeldt a la prensa el miércoles antes de una ronda final de negociaciones telefónicas.

Los puestos están siendo designados después de la ratificación este mes del tratado de reforma de Lisboa, que creó la figura de la presidencia y dio más poderes al alto representante de Asuntos Exteriores.

El pacto entrará en vigor el 1 de diciembre y debería allanar el proceso de toma de decisiones.

El tratado creará un cuerpo diplomático de la UE, el Servicio de Acción Externa, que tendría embajadas en todo el mundo.

Reinfeldt dijo que los nombramientos tendrían que decidirse en una votación si no se llega a un consenso.

"¿Conseguiremos nuevas cifras mañana por la noche?", preguntó el miércoles en una conferencia de prensa en Estocolmo. "Bueno, no lo sé. Podría tardar algunas horas, podría llevar toda la noche", agregó.

Diplomáticos dijeron que Suecia tomó la precaución de ordenar el desayuno y la comida del viernes para quienes acudan a la cumbre, reconociendo que podría extenderse más de lo previsto.

Más noticias en Política y Sociedad