Público
Público

Un Sundance con muchas estrellas y pocos contratos firmados llega a su fin

EFE

El festival Sundance llega hoy a su fin tras diez días en los que deambularon las estrellas de sus películas y en el que se cerraron escasos contratos millonarios, a pesar de la paralización de las grandes producciones en Hollywood.

La huelga de guionistas había hecho prever unas ventas de títulos por encima de lo normal, pero las expectativas no se cumplieron.

La edición número 27 del evento independiente por excelencia de Estados Unidos, celebrada en Park City (Utah), se recordará por la adquisición por la productora Focus Features por diez millones de dólares de "Hamlet 2".

Protagonizada por Steve Coogan, que dio vida a Tony Wilson en "24 Hour Party People" (2002), y dirigida por Andrew Fleming, "Hamlet 2" narra la historia de un profesor de secundaria que pone en escena la secuela musical de la obra de William Shakespeare con la esperanza de infundir el amor por el teatro entre sus estudiantes.

La cinta cuenta con las actuaciones de Catherine Keener, Elizabeth Shue, Amy Poehler, David Arquette y Melonie Díaz, una joven estadounidense de origen latino que ha colocado en el festival otras tres películas: "American Son", "Assassination of a High School President" y "Be Kind Rewind".

Al contrario que lo ocurrido en ediciones pasadas, donde los grandes estudios se peleaban prácticamente por comprar cintas "indies" como "Hustle & Flow", "Grace is Gone" o la popular "Little Miss Sunshine", el festival no ha logrado atraer demasiado a las productoras.

Y eso que estuvieron presentes Charlize Theron, Robert De Niro, Tom Hanks, Mischa Barton, o Sharon Stone.

Fox Searchlight compró por cinco millones de dólares los derechos mundiales de distribución de "Choke", dirigida por Clark Gregg, protagonizada por la pareja Sam Rockwell-Angelica Huston y basada en la novela de Chuck Palahniuk, autor de "Fight Club".

Tras ellas, destacó la adquisición por 3,5 millones de dólares a cargo de Overture Films de "Henry Poole is Here", un drama en el que aparecen Luke Wilson y Radha Mitchell.

Su director, Mark Pellington, que se dio a conocer con la cinta "Arlington Road" (1999), ha sido uno de los grandes protagonistas del certamen, ya que presentó "U2 3D", compilación de conciertos del famoso grupo musical irlandés para la que usó una nueva generación de grabaciones en tres dimensiones.

Por su parte, "Frozen River", cinta sobre dos mujeres que se alían para introducir a inmigrantes ilegales desde la frontera canadiense y premio del Gran Jurado al mejor drama estadounidense del Festival, fue comprada por Sony Pictures por un número de seis cifras no dado a conocer.

Entre los documentales, el que mejor suerte corrió fue "Roman Polanski: Wanted and Desired", de Marina Zenovich, vendido al canal de televisión por cable estadounidense HBO a cambio de un millón de dólares y cuyos derechos internacionales los adquirió la compañía Weinstein por 600.000 dólares.

Otros, como "Kicking It", una crónica narrada por Colin Farrell sobre un grupo de indigentes que se apuntan a una competición internacional de fútbol, o "Crips and Bloods", esperan cerrar próximamente acuerdos para lograr distribución.

"El Festival ha tenido la suerte este año de haber contado con directores deseosos de tomar riesgos respecto a su trabajo y con un público en busca de voces que desean ser escuchadas", dijo el director del certamen, Geoffrey Gilmore, en un comunicado.

"Los ganadores de este año, incluyendo once realizadores noveles, han afrontado el reto a través de una lente personal y la audiencia ha respondido", agregó.

John Cooper, director de programación del festival, hizo un balance positivo de la edición de Sundance 2008: "Siempre es una experiencia increíble ver a la gente descubrir nuevos talentos y conectar con los directores en maneras muy diferentes".

"Estamos entusiasmados con la respuesta del jurado y del público, y con ganas de ver estas películas en el resto del mundo", finalizó.

Más noticias de Política y Sociedad