Público
Público

Suplementos de aceite de pescado no ayudan en esclerosis múltiple: estudio

Reuters

Por Genevra Pittman

Muchas personas con esclerosismúltiple (EM) toman píldoras con aceite de pescado para evitarque los síntomas neurológicos empeoren, pero un nuevo estudiosugiere que esos ácidos grasos omega-3 no los estarían ayudando.

Dado que no existe una cura efectiva para esa enfermedadautoinmune, muchos pacientes comenzaron a utilizar suplementosque influyen en el sistema inmunológico y la inflamación. Enteoría, podrían retrasar el avance de la EM. Pero la nuevainvestigación suma aún más escepticismo.

"El estudio prueba que los ácidos grasos omega-3 no tienenun efecto positivo en la actividad de la EM", dijo el doctorOivind Torkildsen, del Hospital Universitario de Haukeland, enBergen, Noruega. Con estos resultados, dijo: "Dejamos derecomendarles a los pacientes que usen suplementos con omega-3".

En Estados Unidos, unas 400.000 personas tienen EM, unaenfermedad que destruye la cobertura protectora de las fibrasnerviosas, lo que reduce la velocidad con la que se transmitenlas señales entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Los síntomas más comunes son los problemas de equilibrio ycoordinación muscular. Algunos pacientes pierden memoria ytienen problemas con el pensamiento lógico.

En el estudio, el equipo le indicó al azar a 92 personas conEM tomar todos los días suplementos con aceite de pescado o unplacebo. Los suplementos contenían los ácidos grasos omega-3 EPAy DHA.

Durante seis meses, los participantes tomaron sólo laspíldoras asignadas. Luego, las combinaron con el fármacoinyectable interferón beta 1 para la EM durante un año y medio.

Al completar ambas rondas de tratamiento, no habíadiferencia entre los grupos. A los dos años, menos de la mitadde los participantes de ambos grupos tuvo una recaída de laenfermedad con síntomas neurológicos nuevos o más graves.

Según los cambios cerebrales observados por imágenesobtenidas con regularidad durante el estudio, la EM avanzó en 13pacientes tratados con aceite de pescado y en 12 del grupo decontrol.

Tampoco hubo diferencia en el nivel de fatiga o de calidadde vida de los grupos, según publica el equipo en Archives ofNeurology.

Pronova Biocare proporcionó los suplementos utilizados(Triomar). Merck financió parcialmente el estudio y loscoautores declararon relaciones comerciales con Merck y otrasempresas de la industria.

Para la doctora Bianca Weinstock-Guttman, experta en EM dela University at Buffalo, esto no quiere decir que nadie con EMdebería estar tomando suplementos con omega-3. Los suplementosjunto con cambios alimentarios (reducir el consumo de grasassaturadas o el colesterol total) ayudarían con los fármacos aretrasar el avance de la enfermedad.

"El agregado (de ácidos grasos) no marcaría diferenciaalguna si el resto de la dieta no varía", dijoWeinstock-Guttman, que no participó del estudio.

Los suplementos son de venta libre y, en las dosisutilizadas en Estados Unidos, cuestan unos 50 centavos por día.

"Los ácidos grasos omega-3 no hacen daño porque seríanbeneficiosos para el colesterol y el corazón, pero no serviríandemasiado para la EM", dijo la doctora Sharon Lynch, que estudioel tratamiento de la EM en el Centro Médico de la University ofKansas pero que tampoco participó de la nueva investigación.

"Yo me concentraría en una buena dieta saludable ybalanceada", agregó Lynch.

FUENTE: Archives of Neurology, online 16 de abril del 2012

Más noticias