Público
Público

Los talibanes dicen que la reunión de Londres es un "engaño" y piden la retirada de las tropas

EFE

Los talibanes afganos calificaron hoy la Conferencia de Londres como un "engaño" de los líderes del mundo "promotores de guerras" y pidieron la retirada de las tropas extranjeras en Afganistán para lograr la paz en el país.

En un comunicado, los insurgentes dijeron que la Conferencia tiene lugar hoy en la capital británica con la presencia de enviados de más de 60 países para debatir el futuro de Afganistán será una "tontería" si continúa la "ocupación" de Afganistán.

"Los gobernantes promotores de la guerra bajo el liderazgo de (Barack) Obama y (Gordon) Brown quieren engañar al pueblo mundial celebrando la Conferencia de Londres (...) Han invadido nuestro país contra todas los principios y normas morales y legales", mantuvieron los insurgentes en la nota.

Según los talibanes afganos, la única solución viable para lograr la paz en Afganistán pasa por retirar por "completo" las tropas presentes en el país, unos 137.000 soldados cuando se complete la llegada de los últimos refuerzos anunciados por Estados Unidos y la OTAN.

"Si el asunto afgano no es considerado de forma realista y de nuevo se intenta prolongar la ocupación cultural y política del país, esta conferencia será una tontería como otras", añadieron los insurgentes.

El presidente afgano, Hamid Karzai, tiene previsto presentar en Londres un plan de reintegración para los talibanes para llevar a los líderes del movimiento a la mesa de negociación, tras tres años de deterioro constante de la situación de seguridad.

El plan, una vieja idea de Karzai que pretende atraer a los talibanes de base con ofertas de trabajo o tierra, cuenta con el beneplácito de la nueva Administración de EEUU y necesita los fondos que puedan ser comprometidos en Londres.

Sin embargo, los talibanes calificaron hoy como "fútil y sin base" la noción de que los insurgentes hayan empuñado las armas "para ganar dinero u obtener el poder".

"Si su objetivo fuera obtener bienes materiales, habrían aceptado el dominio de los extranjeros (...). Pero el Emirato Islámico nunca comerciará con la fe, la conciencia, el suelo y el país para obtener beneficios materiales", mantuvieron.

También se refrendaron en su deseo de establecer un "gobierno islámico" en el país, y pidieron la liberación de sus presos en Afganistán, Pakistán, Guantánamo y otras prisiones.

"Los invasores no tienen más opción que poner fin a la ocupación de nuestro país", concluyó el comunicado, firmado por el "Consejo de Gobierno del Emirato Islámico de Afganistán".

Más noticias de Política y Sociedad