Público
Público

Tasa muerte infantil H1N1, mayor de lo esperado en Gran Bretaña

Reuters

Por Kate Kelland

Uno de cada tres niños sufrieron lagripe pandémica H1N1 en la primera oleada de la enfermedad enáreas afectadas de Inglaterra en el 2009, una cifra 10 vecesmayor a la que se estimó inicialmente, dijeron científicos eljueves.

Las muestras de sangre analizadas sugieren que los niñosson importantes para entender la propagación del virus y debenser un grupo clave para la acción de la vacuna, escribieronexpertos de la Agencia de Protección de la Salud (HPA por susigla en inglés) británica en la revista médica The Lancet.

"Este (...) estudio muestra el verdadero alcance de lainfección del virus H1N1 en la primera oleada de la pandemia enInglaterra en el 2009. Sus resultados deberían ser tambiénaplicables a otros países que han experimentado un primer brotesimilar", dijeron.

Gran Bretaña fue uno de los primeros países europeosafectados por la influenza H1N1, también conocida como gripeporcina, que emergió en marzo y fue declarada pandemia por laOrganización Mundial de la Salud (OMS) en junio.

Compañías farmacéuticas como GlaxoSmithKline, Novartis,Sanofi-Aventis, Baxter, CSL y AstraZeneca, entre otras, handesarrollado vacunas contra el virus y varios gobiernos hanordenado millones de dosis para campañas de prevención.

De acuerdo a la OMS, más de 200 países han reportadooficialmente casi 14.000 muertes por la enfermedad, perollevará al menos uno o dos años hasta que termine la pandemiadeterminar la verdadera cifra de víctimas. Muchos aseguran queel número podría ser mayor.

La pandemia ahora parece estar cediendo, dice la OMS, peroaún es posible que aparezca una tercera oleada de infecciones.

En Inglaterra, las estimaciones del número de casos duranteel primer brote de gripe H1N1 en julio, agosto y septiembre del2009 se basaron en sondeos clínicos de personas que fueron almédico con síntomas de la enfermedad.

Pero estos números no incluyeron los casos leves, aquellosque no tuvieron síntomas o los que optaron por no ver a unmédico, dijo la HPA.

Para su estudio, los científicos usaron alrededor de 1.400muestras tomadas en el 2008 y las compararon con más de 1.900extraídas en agosto y septiembre del 2009, después de laprimera oleada británica de la infección de H1N1.

Los investigadores hallaron que las tasas de infección enel primer brote fueron más altas en niños menores de 15 años ycalcularon que un 42 por ciento de los alumnos de escuela deentre 5 y 14 años fueron infectados en áreas de alta incidenciacomo Londres y partes del centro de Inglaterra.

Los datos de las muestras de sangre también demostraron quela tasa de infección infantil en la capital británica, donde el32 por ciento de los niños menores de 15 años sufrió laenfermedad, fue 10 veces mayor a los estimados originales delHPA.

Elizabeth Miller, quien lideró el estudio junto a colegasde la agencia, dijo que los niños "tienen un rol importante enla transmisión de la influenza y serían un grupo clave para laacción de la vacuna, tanto para su protección como para laprotección de otros mediante la inmunización del grupo".

Más noticias de Política y Sociedad