Estás leyendo: La TDT cumple un año

Público
Público

La TDT cumple un año

España culminó en abril de 2010 su apagón analógico y entró en la era de la televisión digital

RAMIRO VAREA

Hace un año, el 3 de abril de 2010, la televisión digital terrestre (TDT) sustituyó para siempre a la señal analógica en España. Fue el día en que Industria culminó el paso a la era digital.

La revolución tecnológica que trajo consigo la TDT supuso uno de los cambios más profundos en la historia de la televisión: multiplicación de la oferta de canales en abierto, salto en la calidad de la imagen y el sonido, guía electrónica de programación y subtítulos, la llegada de la Alta Definición (HD) y la TDT de pago.

Bernardo Lorenzo: "Las expectativas y compromisos se han cumplido al 100%"

"Las expectativas y compromisos se han cumplido al 100%. El objetivo perseguido era materializar una sustitución tecnológica plena y garantizada", explica a Público el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Bernardo Lorenzo.

Un año después de la implantación de la televisión digital, Lorenzo destaca varios aspectos. Por un lado, resalta que la TDT "ha cambiado los hábitos del consumo televisivo como consecuencia de un impresionante incremento de la oferta". Además, la señal digital terrestre "ha permitido la universalización de la cobertura de la televisión en abierto por primera vez en los más de 50 años de vida de la televisión en España".

Tras un año del cese de las emisiones analógicas, Industria ha atendido alrededor de 60.000 consultas relacionadas con esta cuestión. Sólo el 6% de estas incidencias han sido debidas a problemas de disponibilidad o calidad de la señal digital.

Campo Vidal opina que "debe mejorarse la calidad de los nuevos canales"

A pesar del buen dato, el secretario de Estado de Telecomunicaciones admite que hay que "ajustar "todavía algún que otro aspecto de la configuración de la red digital. Y reconoce que posiblemente "el mayor reto pendiente sea la adaptación al nuevo escenario audiovisual en materia de contenidos".

Algo parecido opina el presidente de la Comisión de Radio y Televisión Digital de la Asociación de Empresas de Tecnología de la Información, Comunicaciones y Electrónica (la patronal Ametic), Sergio Talarewitz. "El encendido digital creo que se hizo muy bien. La televisión es la primera actividad de ocio en este país y además es algo muy sensible, porque es un medio que llega al 100% de la población", opina Talarewitz. Este experto consejero de la empresa Gigaset destaca que España es el país de Europa "con mejor cobertura de TDT". "Pero en otros muchos aspectos faltan cosas por hacer", añade. Se refiere, sobre todo, al desarrollo de la HD, a la TDT de pago y a las emisiones en 3D.

Eladio Gutiérrez, expresidente de la asociación de operadores Impulsa TDT, fue uno de los artífices del proceso de transición hacia la televisión digital. "La potencialidad de la TDT está todavía por desarrollar", subraya. "Queda mucho trecho por recorrer, sobre todo desde el punto de vista de los contenidos. También es necesario desarrollar todas sus capacidades tecnológicas, como la guía electrónica de programación y los subtítulos", dice. Para Gutiérrez, uno de los grandes retos que tiene por delante la TDT es hacer "que sea vista como una alternativa competitiva a la oferta que proponen la televisión por satélite y por cable".

La Ametic cree que aún falta por desarrollarse la HD y la TDT de pago

"En contra de lo que creían los escépticos, el apagón analógico fue un éxito. En este país sabemos hacer muy bien las transiciones", sostiene el presidente de la Academia de la Televisión, Manuel Campo Vidal. El periodista destaca que la implantación de la TDT "ayudó al desarrollo de la industria tecnológica nacional", pero lamenta la exagerada "proliferación de licencias" concedidas por los gobiernos, lo que hace que "la viabilidad del modelo sea insostenible". "Aún es pronto para hablar porque sólo ha pasado un año, pero deben mejorarse aspectos como la calidad de los contenidos de los nuevos canales", admite.

En ese sentido, Campo Vidal reconoce que "la ciudadanía esperaba más" de esas nuevas ofertas. Por eso, propone que la TDT sea "una oportunidad" para la innovación. "Debe ser un vivero de programas que dé la oportunidad a nuevos formatos que no han tenido cabida en las principales cadenas".

Más noticias de Política y Sociedad