Público
Público

El teatro completa la vida de "El Lute" tras el cine y la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La obra teatral "Eleuterio, historia de un hombre libre" es "la guinda del pastel" de la vida de Eleuterio Sánchez "El Lute", una pieza que comienza en 1981, tras su salida de la cárcel de Alcalá de Henares y que se ha estrenado este fin de semana en Segovia.

"El Lute", uno de los delincuentes más famosos durante la dictadura franquista y posteriormente símbolo de la reinserción social, es el personaje principal de esta obra, protagonizada por Luis Callejo y puesta en pie por la compañía "Teatro del Barro".

Una obra de teatro que es la guinda del pastel de su vida, después de las películas de Vicente Aranda o las letras de canciones, en opinión de Eleuterio Sánchez.

Antes de la representación de esta tarde, Sánchez ha querido compartir sus experiencias en una conferencia en la que recordaba que no murió en los "hábiles" interrogatorios de la Dirección General de Seguridad por la gracia de San Apapucio.

Y es que San Apapucio, según ha bromeado con los periodistas, es el patrón de las prostitutas y los desvalidos como él.

"El Lute" fue condenado a muerte en 1965 por unos delitos comunes que fueron juzgados ante un tribunal militar según la Ley de Bandidaje y Terrorismo, proceso judicial que aspira a que en base a la Ley de Memoria Histórica se declare nulo ya que carecía de garantías.

Eleuterio Sánchez ha recordado que el régimen del dictador Franco dictó esa ley para librarse de sus enemigos y que a él se la aplicaron para dar una imagen de "mano dura".

No quería una vida en la cárcel, recuerda, pero estudiar le ayudó a sobrevivir: "Entré analfabeto en la cárcel a los 22 años, cuando me condenaron dije que no tenía nada que perder (....) me quitaron lo más vital y más sagrado del ser humano, y no quería la vida en esas condiciones".

La necesidad de tener que escribir cartas a su mujer, la vergüenza de que alguien lo hiciera por él y su orgullo le llevaron a formarse entre barrotes y ahora reconoce que los estudios le salvaron la vida.

Su rehabilitación social es lo que cuenta una obra que para el actor Luis Callejo es un punto de inflexión en su carrera. Un reto interpretar a un personaje que "representa la transición personificada en él".

Callejo ha precisado, en declaraciones a Efe, la oportunidad que esta obra les ofrece de contar la historia desde la perspectiva de alguien que no ha tenido oportunidad de hacerlo.

Sandra Gumuzzio, Nacho Marraco y el chelista Sebastián Lorca acompañan a Callejo en una obra dirigida por Nacho Marraco, quien considera que "El Lute" es "un personaje admirable que se merece el homenaje del teatro, que nadie le olvide, que otros le conozcan".

Y con esta obra, ha agregado Marraco, la compañía quiere lanzar un mensaje: "Contar que lo más importante para que una sociedad sea madura es la cultura y la educación, desde niños; la auténtica fuga que tuvo 'El Lute' fue la alfabetización, cuando realmente fue un hombre libre".

Más noticias en Política y Sociedad