Público
Público

La tele más cercana teme al 'apagón'

Las emisoras de proximidad piden a Industria poder emitir ya en TDT

ANTONIO GONZÁLEZ

Son pocas, modestas y no tienen ánimo de lucro, pero están fuertemente arraigadas en su ámbito de difusión municipal y ahora temen que el apagón analógico acabe con ellas antes de que legalmente puedan empezar a emitir en digital. Son las llamadas televisiones locales de proximidad, quince emisoras que tienen entre sus máximos exponentes a la madrileña TeleK o la catalana Radiotelevisió Cardedeu y que ahora, en varios casos tras más de 20 años de existencia, ven en peligro su continuidad. Aunque la semana pasada el Ministerio de Industria presentó ante el Consejo Asesor de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (CATSI) el borrador de los reglamentos que permitirán a estas televisiones emitir en TDT, sus responsables creen que el apagón analógico, que empieza el próximo 30 de junio, llegará antes.

Por este motivo, han decidido presentar una serie de alegaciones al proyecto de Indutria en las que, entre otras cosas, reclaman incorporar una enmienda al proyecto de Ley de Medidas Urgentes en Materia de Telecomunicaciones, que está ultimando su tramitación en el Senado, para que puedan emitir de forma transitoria en TDT antes de recibir la concesión. "De lo contrario indican en sus alegaciones nuestras emisoras desaparecerán irreversiblemente, ya que la tramitación de los reales decretos que aprobarán los reglamentos tienen un plazo de tramitación de cinco meses", un periodo al que habrá que sumar el año que tendrán las comunidades para otorgar las concesiones.

Para estas emisoras, el tiempo apremia. "El problema que hay es que en algunas zonas el 30 de junio ya se va a proceder al apagón", explica a Público el director de TeleK y representante de estas televisiones en el CATSI, Paco Pérez. "Si no se aprueba la enmienda, va a llegar un momento en el que no nos vea nadie", añade.

Por otro lado, estas emisoras, que a diferencia de las televisiones locales no pueden admitir publicidad, consideran que las potencias de emisión asignadas en el proyecto de Industria "no son de recibo" y no guardan la adecuada proporción con las de las televisiones locales, tal como explica Pérez.

En este sentido, reclaman al Ministerio que en lugar de las potencias que figuran en el borrador, que son de 1 vatio para poblaciones de menos de 100.000 habitantes y de 8 vatios para núcleos urbanos mayores, sean proporcionales al número de habitantes de las demarcaciones de la emisora local de TDT. "Estas potencias, más que de emisión, parecen de inmisión; no queremos ser un servicio de televisión residual, aunque sí diferente", concluye Pérez.

 

Más noticias de Política y Sociedad