Público
Público

El 'Telefónica' ha parado en Cabo de Hornos para efectuar reparaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El VO70 español 'Telefónica', al mando de Iker Martínez, ha suspendido la competición en la quinta etapa de la Volvo Ocean Race después de cruzar el cabo de Hornos a las 04:05 GMT de hoy para realizar reparaciones en el casco y en la proa.

El barco español se ha dirigido a la Caleta Maxwell, en la isla de Wollaston, para reunirse con su equipo de tierra que ha llegado desde Port Williams a bordo de un velero de acero de 50 pies. Realizarán un 'pit stop' obligado de 12 horas para reparar y volver a la etapa con la intención de intentar cazar a los líderes -Groupama' y 'Puma' antes de llegar a la meta de Itajaí (Brasil).

El 'Telefónica' ha sido el tercer barco en cruzar el cabo de Hornos, a menos de 200 millas náuticas (370 Km.) detrás de los dos primeros después de una gran remontada, pero esa distancia va a crecer considerablemente en las próximas 12 horas.

Iker Martínez enviaba a última hora de la tarde de ayer un comunicado anunciando un cambio de planes.

"Si todo va bien, intentaremos hacer la reparación sin tocar tierra para así ahorrarnos todo el tramo que hay hasta Ushuaia, lo que serían unas 100 millas (185 Km.) extra", dijo.

"Hemos decidido hacer una parada rápida en Cabo de Hornos para reforzar la zona dañada en la proa y poder así seguir lo antes posible. La zona de Cabo de Hornos es un laberinto de islas, que en esta ocasión nos van a ayudar a refugiarnos y así poder trabajar en el barco de una manera eficaz, sin movimientos y con el barco seco", añadió.

"Las reglas dicen que si paras tiene que ser por un mínimo de 12 horas, así que intentaremos hacerlo sólo durante ese periodo de tiempo. En primer lugar verificaremos que el exterior del casco siga intacto. Si es así, que espero que sí, nos colocaremos a resguardo, justo detrás de la isla de Cabo de Hornos, para poder así trabajar con comodidad", explicó.

"La regla autoriza, si pagas esa penalización de 12 horas, el poder tener ayuda exterior, así que Horacio, nuestro director técnico, y el equipo de tierra nos ayudarán en la reparación. Es una pena que tengamos que parar, ya que aún con los contratiempos, los dos barcos de cabeza sólo están a unas 15-18 horas, pero sin saber exactamente lo que nos vamos a encontrar en el futuro preferimos reforzar la parte dañada y así poder volver al ritmo de competición cuanto antes", concretó Iker Martínez.

"Una vez hayamos finalizado las reparaciones, intentaremos seguir a tope. Es posible que 'Puma' y 'Groupama' no avancen demasiado durante esas horas, pero probablemente su ventaja sea demasiado grande como para atraparles antes de que lleguemos a Itajaí", agregó.

"Aún pareciendo que la distancia sea inalcanzable, la subida hasta Brasil tiene lugares difíciles, pero tenemos esperanzas de que haya un parón adelante y podamos cazarles. ¿Por qué no soñar con que algo bueno pueda ocurrir?", finalizó.

Más noticias en Política y Sociedad