Público
Público

Telefónica premia a su cúpula con 9,4 millones en acciones

Al presidente, César Alierta, le corresponden títulos por valor de 2,26 millones

PÚBLICO

Entre 1.900 y 2.000 directivos de Telefónica se desayunaron ayer con una paga extra en forma de acciones con un valor de mercado de 114,2 millones de euros. Suponen unos 58.600 euros en títulos por directivo, pero el reparto no es uniforme. Una parte significativa (9,4 millones, el 8,4% del total), se la reparten nueve personas: los tres consejeros ejecutivos y seis altos directivos.

El mayor beneficiado es el presidente de Telefónica, César Alierta. Le corresponden 129.183 acciones, con un valor de mercado de 2,26 millones y equivalentes al 0,003% del capital de la empresa. El británico Matthew Key, director general de Telefónica Europa y procedente de O2, adquirida en 2005, ha recibido 1,59 millones en títulos. El tercer ejecutivo más beneficiado es el consejero delegado, Julio Linares, con telefónicas valoradas en 1,14 millones.

El número final de acciones que recibirán será inferior, ya que Hacienda considera este tipo de retribuciones un pago en especie, lo que implica un tipo mínimo del 18%.

El escueto comunicado remitido ayer por la principal empresa española al regulador bursátil explica que las acciones se han repartido en virtud de un programa aprobado por la junta de accionistas del 21de junio de 2006. Con una duración de siete años, el programa consta de cinco ciclos de tres años cada uno y su coste fue cifrado en su día por la empresa en 750 millones. El primer ciclo, que es el que ahora se cobra, comenzó en julio de 2006 y acabó el pasado 30 de junio.

La cotización de Telefónica en ese periodo subió un 23,2%, aunque el parámetro considerado ha sido la comparación de la retribución total al accionista (que incluye además el dividendo y la recompra de acciones) con cerca de 30 empresas del sector, agrupadas en el índice FTSE Global Telecom. De ellas, sólo siete (entre ellas, Telefónica y Vodafone) no han arrojado pérdidas para el accionista en estos tres años.

Por ello, el número de acciones entregado en este primer ciclo es el máximo posible. Para el segundo ciclo, que acabará en 2012, a Alierta, uno de los ejecutivos mejor pagados de España, aunque su sueldo no es público (algunas estimaciones lo cifran en casi 8 millones al año) le corresponderán hasta 173.716 títulos, que hoy valdrían 3 millones.

Más noticias de Política y Sociedad