Público
Público

El telemonitoreo no ayuda a los adultos mayores: estudio

Reuters

Por Genevra Pittman

Los adultos mayores conenfermedades cardíacas, pulmonares o renales controlados consistemas electrónicos hogareños fueron tan propensos a necesitaratención de emergencia u hospitalización como aquellos sin"telemonitorear".

Esos sistemas relevan a diario la presión, el peso y otrosindicadores de salud de los pacientes y envían la información alequipo médico. Es una estrategia para detectar precozmente losproblemas, evitar las internaciones y reducir el gasto en saluda medida que la población envejece.

Para los autores, los resultados no significan que elllamado telemonitoreo no sirva, sino que sugieren que loscontroles hogareños no serían útiles, o costo-efectivos, paratodos.

El doctor Harlan Krumholz, cardiólogo de la Facultad deMedicina de Yale, en Estados Unidos, y que no participó delestudio, dijo: "A veces, los pacientes tienen problemas muchoantes de consultarnos. La esperanza es que al saberlo (...)podamos actuar antes de que tengan que ser hospitalizados".Pero, hasta ahora, "no lo estamos logrando".

El estudio incluyó a 205 pacientes mayores de Minnesota conalto riesgo de hospitalización por la edad y distintostrastornos, como insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar,diabetes y enfermedad renal.

Al azar, la mitad recibió un sistema de telemonitoreohogareño de Intel para utilizar entre cinco y diez minutos todoslos días. Además, podían comunicarse telefónicamente conenfermeras y realizar videoconferencias con ellas si necesitabanayuda.

La otra mitad de los participantes continuó el tratamientohabitual con las consultas de rutina al médico de atenciónprimaria y los especialistas.

Al año, el equipo del doctor Paul Takahashi, de la ClínicaMayo, en Rochester, Minnesota, observó que los pacientestelemonitoreados seguían necesitando atención en salas deemergencia e internación, como el grupo de control.

El 64 por ciento de los pacientes telecontrolados concurrióa salas de emergencia o fue hospitalizado durante el estudio,comparado con el 57 por ciento del otro grupo.

En ese año, murió el 15 por ciento del grupo telemonitoreadoy el 4 por ciento de la cohorte de control.

El equipo no pudo explicar ese aumento de la mortalidad,pero señaló que no hubo diferencia en la calidad de vida entrelos grupos de pacientes o la calidad de internaciones al iniciodel estudio, cuyos resultados aparecen publicados en Archives ofInternal Medicine.

Para Krumholz, por ahora, el uso del telemonitoreo deberíareducirse a las investigaciones. Los sistemas no deberíanutilizarse en los consultorios hasta determinar qué población sebeneficiaría.

La Fundación Mayo y los Institutos Nacionales de Salud deEstados Unidos financiaron el estudio. Intel proporcionó losequipos de telemonitoreo.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 16 de abrildel 2012

Más noticias de Política y Sociedad