Público
Público

Uso temprano de Chantix para dejar de fumar es mejor: estudio

Reuters

Adelantar el uso de Chantixayudaría a los fumadores a abandonar el cigarrillo, concluye unestudio preliminar realizado por el laboratorio Pfizer.

Más de un tercio de los fumadores que comenzaron a usar elfármaco un mes antes de dejar de fumar mantenían la abstinenciaa los tres meses, comparado con uno de cada siete participantesque habían empezado a tomar Chantix como se recomienda, unasemana antes de dejar el cigarrillo.

Aunque los autores admiten que el estudio fue corto y hayque confirmarlo, sostienen que reducir el placer de fumar (unode los efectos de Chantix) antes permitiría sostener laabstinencia.

En Archives of Internal Medicine, el equipo de Peter Hajek,del Centro de Estudios para el Control del Tabaco del ReinoUnido, compara el efecto obtenido con la posibilidad derestarle atracción a la comida.

"El nivel de deseo es el mismo, pero es más fácilresistirse a una comida no tan tentadora", escribió.

Chantix fue aprobado en Estados Unidos en el 2006, perodenuncias de efectos adversos (pensamientos suicidas y otrosproblemas mentales) hicieron que las autoridades ordenaran enel 2009 incluir en la etiqueta la máxima advertencia deseguridad ("caja negra").

Las alternativas terapéuticas, que cuestan unos cientos dedólares por mes, incluyen los parches de nicotina y Zyban(GlaxoSmithKline), también con "caja negra".

El equipo estudió a 101 fumadores de mediana edad de unaclínica de cesación tabáquica de Londres. Al azar, le indicó ala mitad usar Chantix cuatro semanas antes de dejar elcigarrillo, mientras que al resto le indicó usar una píldoraplacebo las primeras tres semanas y, luego, Chantix.

Después de las primeras tres semanas, los usuarios deChantix fumaban menos y decían que no lo disfrutaban tanto comoantes. Más de uno de cada tres había reducido a la mitad lacantidad de cigarrillos, comparado con uno de cada 10 del otrogrupo (control).

Ambos grupos sufrieron muchas náuseas; seis de cada 10 delos que habían iniciado el tratamiento antes tuvieron por lomenos uno de esos malestares durante el estudio.

En un editorial sobre el estudio, el doctor Joel A. Simon,del Centro Médico de Asuntos Veteranos de San Francisco,considera que los resultados son "alentadores", pero opina quese necesitan más estudios.

Uno de cada cinco estadounidenses fuma y sólo entre el 4 yel 7 por ciento de los que tratan de dejar el hábito lo logra.Se estima que la mitad de los fumadores muere precozmente porenfermedades asociadas con el tabaquismo.

"Hay suficientes pruebas como para saber que con laconsejería y las intervenciones farmacológicas bienimplementadas se podrían reducir las miserias que causa eltabaquismo", agregó Simon.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 25 de abril del 2011

Más noticias de Política y Sociedad