Público
Público

"Tenía ganas de llegar, esto no se terminaba nunca", dice Marc Coma

EFE

El piloto español de motos Marc Coma (KTM) destacó hoy la dureza de la sexta etapa del Dakar, en la que fue cuarto, y aseguró que el tramo final se le hizo interminable.

"Tenía muchas ganas de llegar, esto no se terminaba nunca", dijo aliviado el catalán, que sigue líder en la general con 8:48 de ventaja sobre el francés Cyril Despres (KTM).

El piloto dijo que la sexta etapa, entre Iquique y Arica, fue, junto a la de ayer, la más exigente del Dakar 2011, aunque según las previsiones "aún queda lo peor".

Tras un inicio con dunas se pasó a un tramo rápido antes de abordar los 200 kilómetros finales, especialmente dificultosos por la presencia de 'fesh fesh', piscinas de arena que dejan a los vehículos empantanados en su interior.

"Fue muy desagradable, los kilómetros no pasaban. Fue un día duro de los habituales antes de la etapa de descanso", explicó Coma.

El catalán admitió que empezó la jornada con cierta preocupación sobre su estado físico después de la caída de ayer, aunque se sintió en buenas condiciones.

Mañana, en la jornada de descanso, el piloto tratará de "cargar las pilas al máximo" para seguir la buena senda en el rally, donde está cumpliendo su objetivo.

"Quería llegar aquí con opciones y es lo que hemos hecho, así que estoy más que contento", expresó.

Más noticias de Política y Sociedad