Público
Público

El terrorista Belliraj asesinó a judíos, un homosexual y musulmanes moderados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El terrorista islámico Abdelkader Belliraj, detenido en Marruecos y que era confidente de la Seguridad Nacional belga, asesinó en Bélgica a seis personas por su origen judío, su homosexualidad o por ser musulmanes moderados, según informa hoy la prensa local.

Belliraj, que dispone de la doble nacionalidad belga y marroquí y que vivía en Bélgica, confesó tras ser detenido por las autoridades marroquíes ser responsable de seis asesinatos cometidos a finales de los años 80 en este país y que nunca se resolvieron.

La policía federal descubrió pronto tras la detención, el 18 de febrero, a cuatro de las seis supuestas víctimas del líder de una red terrorista marroquí, pero tardó en averiguar quiénes eran las otras dos.

Las primeras dos víctimas, asesinadas en el verano de 1988, fueron las últimas atribuidas a Belliraj por la policía federal belga y ambas murieron con el mismo arma, una pistola de calibre 7,65 milímetros, informa hoy el diario "La Derniere Heure".

El 23 de julio 1988 murió Raoul Schouppe, un tendero y ex militar, por su origen judío, según recoge "La Dernière Heure", mientras que el 16 de agosto de ese año mató a Marcel Bille por ser homosexual y relacionarse con musulmanes dedicados a la prostitución.

Los otros cuatro asesinatos se cometieron en 1989 con balas del mismo calibre: el imán de la Gran Mezquita de Bruselas, Abdullajh el-Hasi, y su bibliotecario, Salem el-Behir, un conductor de la embajada de Arabia Saudí, el egipcio Samir Gahez Rasoul, y el médico judío Joseph Wibran.

El imán y el bibliotecario fueron asesinados porque Belliraj consideraba que eran demasiado moderados en su postura sobre el escritor indio Salman Rushdie, condenado a muerte por el régimen islámico iraní a finales de los años 80 por su libro "Versos satánicos", mientras que Rasoul murió por trabajar para un país aliado de EEUU.

El diario "Het Laatste Nieuws" añade que Belliraj ha dado los nombres de una veintena de personas que le habrían ayudado a cometer los asesinatos.