Público
Público

El Tesoro tiene que subir los intereses para colocar deuda a largo plazo

Los mercados reaccionan a la baja tras las declaraciones del presidente de la Fed, Ben Bernanke, en las que confirmó que el banco central de EEUU comenzaría a reducir sus medidas de estímulo antes de finales de año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro público ha colocado 4.016 millones de euros, por encima del máximo previsto, en bonos a 5, 8 y 10 años, pero ha tenido que elevar la rentabilidad en el caso de este último tipo de papel, en un clima global más tenso reflejado en un alza de la prima de riesgo (se mueve por encima de los 310 puntos) tras el testimonio del presidente de la Reserva Federal de los EEUU. El mercado de deuda, igual que la Bolsa, está reaccionando a la baja a las declaraciones de anoche del presidente de la Fed,  Ben Bernanke, en las que adelantó que a final de año comenzará a retirar las medidas de estímulo económico.

Es la segunda vez en la semana en la que la agencia que gestiona la deuda pública tiene que subir los tipos de interés para colocar su emisión: el pasado martes adjudicó letras a 6 y 12 meses a tipos más altos.

Este jueves,  en obligaciones a 10 años, el Tesoro ha adjudicado 1.517 millones de euros, frente a los 2.787 millones solicitados, con un rendimiento marginal del 4,818%, el más alto desde marzo pasado, desde el 4,536% de la anterior emisión del pasado 6 de junio. En bonos a 5 años, ha colocado 1.381 millones, frente a peticiones de 2.975 millones de euros, con un rendimiento marginal del 3,638%,  muy similar al 3,619% de la anterior emisión del pasado 4 de abril. Además, en bonos a 8 años ha adjudicado 1.118 millones de euros, frente a peticiones de 2.190 millones, con un rendimiento marginal del 4,371% desde el 4,496%, también del pasado 4 de abril.

La última subasta de bonos y obligaciones se celebró el pasado 6 de junio, cuando el Tesoro volvió a superar los máximos previstos y colocó entre los inversores 4.023,66 millones de euros, aunque en esa ocasión tuvo que elevar el interés de dos de las tres referencias que sacó a subasta, entre ellas la del papel a diez años.

'Pese a que hay algo más de tensión en los mercados después de que el presidente de la Reserva Federal confirmara que comenzaría a reducir sus medidas de estímulo antes de finales de año, la subasta no ha salido mal', dijo un analista, que pidió la confidencialidad.  'Ha sido una subasta de trámite, con una buena demanda y es cierto que el panorama más incierto, tras los comentarios de Bernanke, ha encarecido los tipos largos a escala general, no solo en España', dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

Según analistas, la ralentización mostrada por distintos indicadores macroeconómicos divulgados en Europa y China también se unía al sentimiento negativo de los mercados, con algo más de resonancia en la periferia de Europa, como España e Italia, evolución habitual en este tipo de escenarios. 'Parece que se confirma el hecho de que hay dos velocidades distintas entre las economías de EEUU y Europa debido a dos formas distintas de entender la política económica (...) Ahora los mercados premian las expectativas de crecimiento y se preguntan si las políticas europeas de restricción fiscal no han ido demasiado lejos, llevando a niveles insoportables las tasas de paro', agregó el analista.

Con los más de 4.000 millones adjudicados este jueves, el Tesoro ya alcanza alrededor del 64% de todo el volumen bruto de 121.318 millones de euros de deuda a medio y largo plazo que debe refinanciar este año.

 

Más noticias en Política y Sociedad