Estás leyendo: Tiempos de ciencia ficción

Público
Público

Tiempos de ciencia ficción

El jamaicano asegura que sus piernas encierran un 9.40, una marca que supera los límites de los laboratorios

MIGIEL ALBA

Nadie, como Bolt, ha escarvado tanto los matices de un segundo. Nadie, como Bolt, se ha movido tan rápido en esa decena de décimas. "No hubo duelo real en ningún momento", desvela el primer estudio biomecánico de sus 9.58 segundos en el hectómetro de los Mundiales de Berlín. "Bolt apenas necesitó tres apoyos para alcanzar a Gay -el americano tuvo una mejor reacción de salida- y por el vigésimo metro ya le aventajaba en tres centésimas (2.89 frente a 2.92 de Gay)", explica el análisis elaborado conjuntamente por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y la Federación alemana.

Ante su tormenta, él, Bolt, el tipo que se motiva con frases en Patois, para reivindicar el lenguaje autóctono de su Isla frente al inglés, asume los calificativos con cierta distancia. "¿Yo una leyenda? Me dirijo hacia ello, pero en dos años todavía no lo puedo ser. ¿Mejor velocista de la historia? No lo sé. Son otros los que tienen que decirlo", explica Usain. Y el senedrín de la velocidad empezó a hablar. "Da miedo. Estoy seguro de que puede ir más rápido", asegura Maurice Greene. Un vaticinio que Bolt cierra en 9.40 segundos. "Mis posibilidades llegan hasta ahí y no más", sentencia el jamaicano entrando en un airado debate con el estudio de Mark Denny. Este profesor de la Universidad de Stanford comparó el incremento de la población, en el último siglo, con la técnica de carrera de los seres humanos y de dos especies animales con una genética construida para la carrera -los galgos y los caballos purasangre-para hallar los límites de la velocidad.

Denny concluyó que la velocidad máxima de las dos especies animales habían llegado al límite y que su aumento de población apenas podía mejorar la velocidad punta de los purasangres en un 1 por ciento en 2012. En el caso humano, Denny teoriza que aún no se ha alcanzado la velocidad máxima en ninguna distancia. "El hombre podría correr los 100 metros en 9.48 segundos", asegura el profesor en el Journal of Experimental Biology, la publicación en la que se desgrana su estudio.

La rebaja se convierte en superlativa según el estudio del matemático holandés John Einmahl que se apoya en la teoría de los valores extremos, habitualmente utilizada para conocer el comportamiento de las acciones en la bolsa, y las proyecciones estadísticas. La base de sus cálculos son las mejores marcas de 1.546 atletas masculinos y 1.024 féminas de élite en los 100 metros que luego somete a complicadas elaboraciones matemáticas con un ordenador.

Los cálculos de Einmahl apuntan a notables mejoras. No solamente en el hectómetro, cuyo récord definitivo, lo establece en 9.29 segundos, sino también en el 200. Según la tesis de Einmahl, los 19.30 de Bolt podrían mejorarse aún un segundo.

Más noticias de Política y Sociedad