Público
Público

Los transexuales celebran un año de nueva identidad

La Ley ha permitido cambiar su nombre en el DNI a un millar de transexuales 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de mil personas han conseguido en un año cambiar su vida gracias a la Ley de Identidad. Son los transexuales que han variado en el registro civil su nombre gracias al nuevo reglamento aprobado en marzo de hace un año. Para celebrar el primer aniversario, varias asociaciones conmemoraron hoy en un bar de Madrid sus nuevas identidades. En España hay entre 3.000 y 8.000 transexuales.

Carla Antonelli es la primera mujer transexual que pidió en el Registro Civil de Madrid su cambio de identidad. Para ella fue un 'regalo' para su colectivo y ya mira al futuro para exigir la cobertura sanitaria pública para las operaciones de cambio de sexo. 'Si tenemos obligaciones también tenemos derechos. ¿Por qué con mi dinero se pagan las necesidades fundamentales de otras personas y no las mías?', pregunta de manera retórica. 'Tendrá que llegar por sentido común', reclama.

La ley de identidad cambió los requisitos necesarios para cambiar el nombre teniendo en cuenta las reclamaciones del colectivo transexual. Necesitan una apariencia física que garantice el cambio de sexo y un certificado médico que certifique que ha habido un tratamiento para la disforia de género.

En los casos en los que el transexual no haya podido recibir un tratamiento hormonal por motivos de salud, tiene que certificar su transexualidad a través de otros aspectos médicos. En cualquier caso, no es necesaria la operación genital.

En un año de aplicación de la Ley de Identidad ha habido que lamentar más de un impedimento a su aplicación. Algunos transexuales, con su nombre cambiado en el DNI, se quedaron sin votar porque su identidad en el censo electoral no había sido actualizada. Antonelli cree que aquellos que no hayan hecho aún uso de la nueva Ley 'lo harán en el futuro, en cuanto se encuentren con una situación desagradable'.

En otros casos, algunos jueces han entorpecido el proceso. Según Antonelli, se han dado ejemplos en Canarias en los que algún magistrado ha preguntado por los antecedentes penales del solicitante, a pesar de que el cambio de sexo no supone un cambio de compromisos jurídicos. Ese tipo de casos denotan 'falta de información del juez' para aplicar la Ley, analiza.