Público
Público

Tratar la depresión tras una cirugía acelera la recuperación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Fran Lowry

Una intervención telefónicasimple mejoró el ánimo, la función física y la calidad de vidaen pacientes deprimidos después de un bypass cardíaco, segúnindicó un estudio presentado en las Sesiones 2009 de laAsociación Estadounidense del Corazón.

En el ensayo Bypassing the Blues, el 50 por ciento de lospacientes deprimidos después de un bypass coronario mejoró porlo menos un 50 por ciento el estado anímico negativo trasparticipar en la intervención, a diferencia del 29 por cientotratado convencionalmente.

Los hombres deprimidos tratados con la intervención fueronlos más beneficiados y mucho menos propensos a serrehospitalizados por problemas cardíacos, resumió el doctorBruce L. Rollman, de la University of Pittsburgh, enPensilvania, que presentó los resultados.

La depresión después de una cirugía cardíaca "suele pasardesapercibida", dijo.

Cuando un paciente sigue teniendo síntomas, como dolor, elmédico pedirá otra prueba de fuerza u otros test "y, a veces,dejan pasar lo obvio. Queremos que las personas sepan cuál esel impacto de la depresión y que existen tratamiento efectivosdisponibles", añadió el experto.

En el ensayo, el equipo controló a pacientes con un bypassen búsqueda de depresión antes del alta hospitalaria. Aaquellos con resultado positivo se los llamó a las dos semanas,cuando ya estaban en el hogar, para constatar si seguíandeprimidos.

Si era así, se los incluía al azar en uno de dos grupospara recibir atención telefónica multidisciplinaria duranteocho meses o atención convencional.

Los pacientes del primer grupo recibieron un libro detareas por correo; el libro incluyó enfoques básicos de"terapia hablada" y recomendaciones para hacer ejercicio,dormir bien y seguir conectados socialmente.

Se les proporcionaban antidepresivos si así lo pedían. Alos pacientes que ya los estaban tomando se les pudo cambiar ladosis o el fármaco y, si no mejoraban, se los derivaba a unespecialista en salud mental, explicó Rollman.

Enfermeros entrenados llamaron a los pacientes semana pormedio al inicio de la intervención y una vez por mes a medidaque el estudio avanzaba.

Esa intervención sencilla alivió la depresión después de unbypass, confirmó Rollman.

El investigador opinó que hay que controlar la depresión enlos pacientes sometidos a un bypass coronario, ya que lacondición mental afecta al 25 por ciento de los casos y, comolo demostró el estudio, tratarla acelera la recuperación.

"Muchos centros poseen gerentes de atención para ayudar alas personas a manejar la diabetes y otras enfermedadescrónicas, y se podría usar un programa similar para ayudar alos pacientes deprimidos a superar la cirugía del bypass", dijoRollman.

Los resultados fueron publicados en American MedicalAssociation.

Más noticias en Política y Sociedad