Público
Público

Tratar el reflujo mejora la otitis media y la audición en niños

Reuters

Por Anne Harding

Un nuevo estudio confirma quetratar la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) en bebésy niños pequeños también con otitis media mejorasignificativamente la carga de la enfermedad que produce laotitis y la disminución de la audición.

Si bien el estudio no fue controlado y los resultados son"preliminares", la autora, doctora Nira A. Goldstein, de laState University of New York y el Centro Médico Downstate enBrooklyn, aclaró que sugieren que tratar la ERGE ayudaría aesos pequeños pacientes.

El equipo de Goldstein estudió a niños con ERGE que tambiéntenían otitis media con efusión, otitis media aguda recurrenteo ambos tipos. Existen pruebas de la relación entre lostrastornos del oído medio y el reflujo, incluido el hallazgo depepsina en líquido extraído del oído de pacientes pequeños.

Los autores reunieron a 47 pacientes de entre 6 meses y 7años (18,5 meses en promedio) y l indicaron a los padres o loscuidadores tomar medidas contra el reflujo, como elevar lacabeza del niño en la cama y evitar alimentos ácidos ograsosos.

Head and Neck Surgery.

El equipo controló a 37 pacientes durante entre ocho y 12semanas de tratamiento y pudo realizar un segundo seguimiento a10 niños por otras ocho a 12 semanas.

En el primer seguimiento, y según la escala de calidad devida de seis preguntas para pacientes con otitis media, lamejoría creció 1,6 puntos, lo que indica "altos niveles devariación clínica" en una escala de siete puntos; en el segundoseguimiento, la mejoría promedio fue de 1,5 puntos.

El seguimiento con el Cuestionario de Síntomas de ERGEreveló una mejoría significativa en la segunda consulta,mientras que la mejoría con el Cuestionario sobre ERGE Infantilmodificado se detectó recién en la tercera consulta decontrol.

El Indice de Hallazgo de Reflujo Pediátrico, que se usapara conocer la gravedad del reflujo a través de unlaringoscopio con fibra óptica, reveló una mejoríasignificativa en la segunda y la tercera consultas.

Los médicos consideraron que la otitis media habíaalcanzado una mejoría clínica en 28 de los 37 niños atendidosen la segunda consulta y en seis de los 10 atendidos en latercera consulta. Nueve niños necesitaron una miringotomía consonda.

El umbral de reconocimiento del habla de los niños habíadisminuido unos 9,4 dB en la segunda consulta y 10 dB en latercera consulta. Se desconoce por qué tanto niños dejaron deconcurrir en la tercera consulta, señaló Goldstein.

"No sabemos si fue porque habían mejorado o empeoraron yconsultaron a otro médico", indicó.

El equipo concluye: "La reducción del reflujogastroesofágico tendría un papel en la prevención de la otitisdel oído medio, aunque faltan ensayos de alta calidad".

Head and Neck Surgery,enero del 2011

Más noticias de Política y Sociedad