Público
Público

Tres heridos en un ataque contra un centro electoral en la frontera iraní con Afganistán

EFE

Al menos tres personas resultaron heridas hoy en un ataque contra una oficina electoral en la ciudad iraní de Zahedan, en la frontera entre Irán, Afganistán y Pakistán, informaron fuentes oficiales.

El ataque, en el que resultó herido un niño, se produjo escasas 24 horas después de al menos una veintena de personas perdieran la vida alrededor de ochenta resultaran heridas en la misma localidad en un atentado con bomba contra una mezquita.

Según la agencia oficial de noticias local Irna, sobre las 19:00 horas local (14:30 GMT), tres hombres a bordo de sendas motocicletas aparcaron frente al centro electoral, vinculado al presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, y comenzaron a romper los carteles.

Cuando las personas que se hallaban en el interior salieron para tratar de calmarlos, abrieron fuego de forma indiscriminada, explicó a la citada agencia Mohamad Reza Zahed Sheiji, director de la oficina electoral atacada.

"Dos hombres sufrieron heridas en el estómago y los hombros, mientras que un niño tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en un hospital cercano", agregó.

Sheiji aseguró que los atacantes trataron de darse a la fuga pero fueron alcanzados por la Policía.

El nuevo ataque en Zahedan ocurre apenas dos semanas antes de que Irán celebre las décimas elecciones presidenciales de la era revolucionaria, que tendrán lugar el próximo 12 de junio y que se consideran cruciales para el futuro del país.

La provincia de Sistán-Baluchistán es uno de los principales centros de tráfico de droga en Asia Central.

A través de su porosa e incontrolada frontera actúan grupos de narcotraficantes que sacan miles de toneladas de opiáceos cultivados en Afganistán -primer país productor del mundo de esta sustancia- para venderlas en Europa a través de las rutas de Turquía y el golfo Pérsico.

Asimismo, la zona es escenario desde hace años de ataques de grupos extremistas islámicos vinculados a la milicia radical afgana Taliban, que han cometido una serie de atentados mortales en territorio iraní.

El pasado abril, Irán decidió desplegar en la región a sus fuerzas de elite de la Guardia Revolucionaria para tratar de recuperar el control fronterizo.

Más noticias de Política y Sociedad