Público
Público

El tribunal tailandés amplía doce días la detención del traficante Víctor Bout

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal criminal de Bangkok amplió hoy doce días el periodo de detención del traficante de armas origen ruso Víctor Bout, arrestado hace dos días en la capital tailandesa a petición de Estados Unidos por suministrar armamento a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Bout, de 41 años, esposado y con actitud relajada, compareció en la vista donde se declaró inocente, y posteriormente fue ingresado en la Penitenciaría Especial de Bangkok.

"No ha hecho nada malo. Tailandia es un país soberano. Él está dispuesto a que lo juzguen según la leyes tailandesas", explicó Lak Nitiwatvichan, el abogado de Bout.

La Fiscalía solicitó a los tribunales una ampliación de doce días del periodo de detención para poder continuar la investigación sobre sus negocios y contactos en Tailandia.

Las autoridades tailandesas anunciaron ayer que lo iban a juzgar en el país por un delito relacionado con terrorismo que conlleva una pena máxima de diez años, antes de entregarlo a Estados Unidos.

El "mercader de la muerte", como le llaman en los círculos en los que se mueve, fue apresado el jueves pasado en el lujoso hotel Sofitel de Bangkok, unas horas después de su llegada a la capital tailandesa en un vuelo de Aeroflot procedente de Moscú.

La Policía tailandesa, alertada por agentes del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA), estaba tras su pista desde que detectó su presencia en enero en Bangkok, ciudad que visitó con cierta frecuencia durante el último año.

Junto a Bout fueron detenidas otras cinco personas, cuatro rusos y un británico, con quienes hablaba de "negocios" en el restaurante del piso 27 de Sofitel, donde se alojaba el traficante de armas.

Los otros cinco detenidos salieron el libertad tras prestar declaración.

El Departamento de Justicia de EEUU, en un comunicado emitido el jueves en Nueva York, dijo que Bout y su asociado Andrew Smulian, con quien había entrado en Bangkok procedente de Rusia, "conspiraban para vender armas valoradas en millones de dólares a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)".

Añadió que ambos acordaron entre noviembre de 2007 y febrero de 2008 vender a las FARC misiles, incluidos los SAM tierra-aire, lanzacohetes y otras armas.

Bout vio truncada su carrera en la KGB tras el colapso de la Unión Soviética y se dedicó a vender armamento a naciones con conflictos, como Sierra Leona, Angola, la República Democrática del Congo.