Público
Público

Trichet mantiene un cauto optimismo sobre el crecimiento de la economía mundial

EFE

La economía global está creciendo a un ritmo que continúa siendo alentador, aunque ligeramente por debajo del nivel pronosticado para este año por el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo hoy en nombre de los bancos centrales del Grupo de los Diez (G10), Jean-Claude Trichet, titular del BCE.

"Podemos decir que el crecimiento global sigue a un ritmo alentador, aunque ligeramente por debajo del 5 por ciento", dijo Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE) y participó durante el fin de semana en la reunión anual del Foro del G20 en Kleinmond, a 75 kilómetros al sudeste de Ciudad del Cabo.

El FMI ha pronosticado que la economía mundial crecerá este año un 5,2% y reducirá su ritmo a un 4,8% en el 2008.

"El aspecto negativo es que existe un riesgo de inflación debido al aumento en el precio del petróleo y otras materias primas, como así también de los alimentos", subrayó Trichet durante una conferencia de prensa al margen de una reunión de los titulares de los bancos centrales del grupo en la capital legislativa de Sudáfrica.

Los presidentes y gobernadores de bancos centrales de los 55 países miembros del Banco Internacional de Liquidaciones (BIS, sigla en inglés) participan en reuniones convocadas cada dos meses para fomentar la cooperación entre sus instituciones y facilitar el intercambio de información y experiencias sobre los acontecimientos de la economía y las finanzas mundiales.

Trichet advirtió de que los bancos centrales deben tratar de evitar que el alto nivel en el precio del crudo y los alimentos conduzca a "incrementos en otros precios, al igual que en los sueldos y salarios, ya que ello podría desatar una espiral inflacionaria".

"La estabilidad de los precios es actualmente la mayor preocupación de los bancos centrales, especialmente ahora que se registran fuertes subidas tras una significativa corrección de los mercados y durante un periodo de volatilidad en los tipos de cambio de divisas", dijo Trichet.

Pese al tono precautorio empleado, Trichet no dejó entrever que el foro de titulares de bancos centrales haya atisbado el peligro de una recesión inminente.

"Sin embargo, los bancos centrales debemos estar alerta frente a esta situación multidimensional y no caer en la complacencia", matizó el presidente del BCE.

La crisis crediticia emanada de la caída en los tipos de interés inmobiliario en Estados Unidos ha convulsionado a los mercados internacionales desde agosto pasado, afectando a todos los bancos del mundo y amenazando con descarrilar el crecimiento económico global.

Trichet destacó el proteccionismo comercial como "otro de los riesgos" que afectan el crecimiento.

"Los bancos centrales siempre estamos contra el proteccionismo, por supuesto", dijo el presidente del BCE, quien destacó que las economías emergentes se han desempeñado bien pese a la reciente turbulencia de los mercados financieros mundiales.

"El desempeño de las economías emergentes ha sido muy sólido, especialmente la creciente importancia de su demanda interior, sobre todo si se tiene en cuenta que sus logros se mantienen a pesar de las actuales circunstancias de corrección en los mercados y de los altos precios del petróleo", explicó Trichet.

"Las economías emergentes se han convertido en uno de los pilares fundamentales del crecimiento sostenible de la economía mundial", recalcó.

El banquero destacó la importancia de la cooperación y el intercambio de información y experiencias entre los bancos centrales para solucionar retos y problemas.

"Quizás el éxito de estos mercados emergentes se deba a que aprendimos mucho durante la crisis financiera asiática de finales de los 90 y (ellos) utilizaron esa experiencia para reforzar sus economías", dijo.

"También esperamos aprender de la actual corrección del mercado debido a la crisis crediticia en Estados Unidos y así poder evitar problemas similares en el futuro," añadió.

Trichet señaló que los gobernadores de los bancos centrales discutieron asimismo la turbulencia que afecta actualmente a los mercados de divisas, aunque aclaró que ninguna moneda o país fue debatido de manera especial y declinó varias veces contestar preguntas sobre la debilidad del dólar.

Puntualizó, sin embargo, que el presidente del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, hizo comentarios en respaldo de una moneda estadounidense fuerte.

Más noticias