Público
Público

Trifulca entre el Gobierno y Canarias por el incendio de La Gomera

Arias Cañete vuelve a culpar al Gobierno canario. El secretario general del PP en la isla, llama "pirómano" al presidente del Cabildo de La Gomera y el portavoz de la Comunidad le recuerda a Cañete que él estaba en

PÚBLICO/AGENCIAS

El Gobierno y el Partido Popular han pasado a la ofensiva para hacer frente a la lluvia de críticas hacia el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, por su papel en las labores de extinción de los incendios y en especial por la gestión que ha hecho del de La Gomera.

Arias Cañete culpa al Gobierno de Canarias de haber pedido tarde los hidroaviones y de no estar preparada para luchar contra los incendios. Sostiene que cuando se aprobó el plan correspondiente, el Ejecutivo autonómo no reclamó esos medios aéreos, ni se quejó de que no se le asignasen, y que se estableció lo que ya tenían con anterioridad. Este martes, desde Valencia, donde se desplazó para asistir al funeral por el brigadista muerto en el incendio de La Torre de les Mançanes (Alicante) el ministro volvió a decir que "a Canarias se le ha enviado lo que ha pedido cuando lo ha pedido" y que es responsabilidad suya si no tiene los medios necesarios. "Podría haberlos adquirido y no lo hizo", dijo.

"Llevamos una campaña muy dura de verano, han ardido casi 130.000 hectáreas, con incendios todos los días, días de hasta nueve incendios, y el Gobierno ha podido atender las peticiones de todas las comunidades autónomas sin excepción, Canarias incluida [...] cada vez que han pedido un hidroavión, lo que ha pedido y cuando lo ha pedido", aseguró.

Por último, Arias Cañete aseguró que él ha estado en contacto "permanente" con la Delegación del Gobierno y el ministro de Industria, José Manuel Soria, con el Gobierno canario.

Sin embargo, el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno canario, Javier González Ortiz, ha señalado que no ha habido ningún contacto directo del Ejecutivo central con el canario, es decir, desmintiendo esa conexión en lo relativo a Soria, aunque ha admitido que se han comunicado con la delegada del Gobierno.

Precisamente la delegada del Gobierno en Canarias vino a respaldar la tesis que Arias Cañete expuso en la Cadena Ser ayer: "Nosotros no podemos actuar de otra manera, la coordinación del incendio es autonómica y el Estado tiene que dar respuesta a los medios que se han solicitado", dijo.

Aunque dentro del PP aún hay otra versión, la del secretario del partido en Canarias, Asier Antona, que culpó directamente al presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo. "Casimiro Curbelo actúa como un incendiario político, cuando él es el principal responsable político de la reactivación del incendio [...] fue Curbelo y sólo Curbelo el que anunció que el incendio estaba prácticamente controlado y que la competencia en su extinción debía regresar al Cabildo en detrimento del Gobierno de Canarias".

"A la imprudencia de Curbelo de relativizar el riesgo del incendio hay que sumar la irresponsabilidad política de pasearse por la isla haciéndose fotos con el presidente y el vicepresidente del Gobierno de Canarias mientras transmitía nuevamente que el incendio era pasado y que había llegado la hora de evaluar los daños y solicitar ayudas económicas para los damnificados", agregó.

"En estos momentos, lo que verdaderamente sobra en La Gomera y en Canarias son pirómanos, en el monte y en las instituciones", consideró  Antona. 

Antes, en la Ser, Curbelo había hablado de la política de "tierra quemada" que emplea el Gobierno, refiriéndose que sólo desplaza a ministros cuando ha pasado el incendio, y puso como ejemplo al ministro de Industria, José Manuel Soria, que "vino a la Gomera sólo a hacerse la foto".

Paulino Rivero, el presidente de la Comunidad, trató de rebajar la batalla dialéctica diciendo que no era el momento de "frivolizar sobre asuntos colaterales que distraen la atención sobre lo importante que es seguir luchando en el control del fuego, seguir garantizando la seguridad de las personas y en lo posible de los bienes".

"No está facultado para criticar, cuando es público y notorio que mientras media España ardía él estaba en los toros" El que no se mordió la lengua, sin embargo, fue su portavoz, Martín Marrero, que contestó por una parte a Bravo recordándole que durante los incendios de 2007, Rivero había pedido ayuda a Zapatero.

"No puede deberse más que a una amnesia sobrevenida o un auténtico ejercicio de mala fe y demagogia que sólo busca esconder la pésima gestión del Partido Popular y su escaso apoyo a Canarias en estos difíciles momentos, recurriendo a la politización de la desgracia desde la práctica de la confrontación", dijo antes de añadir; "Mala fe que se ve incrementada cuando hechos tan graves como el de La Gomera son utilizados por algunos para desenterrar al anacronismo del pleito insular".

Marrero también tuvo para Arias Cañete, al que dijo que "no está facultado para criticar, cuando es público y notorio que mientras media España ardía él estaba en los toros".

Más noticias de Política y Sociedad