Público
Público

Trinidad Jiménez: "El debate del aborto debería estar cerrado desde hace dos décadas"

La ministra de Sanidad rechaza reabrir el debate del aborto en vísperas de la marcha provida en Madrid. Decenas de asociaciones y plataformas crean una iniciativa para defender el derecho de la mujer a decidir

SUSANA HIDALGO / YERAY CALVO



Cruce de campañas y de manifestaciones en vísperas de la manifestación del próximo sábado en contra del aborto.

Una de las últimas en hablar ha sido la ministra de Sanidad Trinidad Jiménez: "no entiendo el motivo por el cual se convoca esta manifestación contra la interrupción voluntaria del embarazo". La ministra ha recordado desde Estocolmo que "la ley existe desde hace 23 años. El PP no la reformó y ahora, cuando la corregimos para ofrecer mayores garantías, es cuando se reabre un debate que ya tenía que estar cerrado desde hace dos décadas".  Jiménez asegura que es una norma que trata de "actualizarse al resto de países de la UE" y con la que queremos ofrecer mas seguridad". Por su parte, la ministra de Igualdad ya mostró hace unos días su sorpresa por la manifestación.

La ley del aborto "elimina injustamente a los seres inocentes". Estas palabras fueron pronunciadas el pasado julio por el cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, y son compartidas por varias organizaciones que el sábado saldrán a la calle en Madrid para defender su Manifiesto por la Vida, con el respaldo del Partido Popular y de la Conferencia Episcopal.

Tanto la Asociación católica de Propagandistas (ACdP), Esperanza 2000 y la Fundación Universitaria San Pablo CEU apoyan el maniesto y animan a los ciudadanos a participar en la marcha. Consideran que "el aborto es un fracaso" y dicen plantear la "cultura de la vida frente a la cultura de la muerte". La condición para acabar con las protestas: "Que no haya ningún aborto en España".

Para hacer frente a la movilización de los grupos provida, varias organizaciones de mujeres han lanzado una campaña para contrarrestar a estos grupos. Para ello han distribuido un vídeo en el que aparecen las repercusiones que tendría llevar a cabo las peticiones de "los grupos anti-elección".

La movilización de los grupos provida ha motivado a su vez una iniciativa paralela para 'combatirla', denominada Piénsalo bien, en la que se defiende el derecho de la mujer a decidir y se invita a la reflexión.

Desde la plataforma Nosotrasdecidimos.org aseguran que la manifestación del próximo sábado es "un intento evidente de manipulación política, cuyo objetivo real no es otro que el de entrometerse en la vida de las mujeres, estigmatizando y criminalizando su derecho a decidir sobre su maternidad".

La organización acusa a los grupos provida, "con el apoyo de la jeraquía católica y otros grupos conservadores, que el derecho del feto está, en todo caso, por encima de los derechos de las mujeres a una vida digna. No podemos creer en la formulación farisaica de que 'toda vida importa'".  Por su parte, los que están en contra del aborto, aseguran que las personas que aceptan el aborto lo vieran como la "muerte de un niño, entonces se acabaría" esta práctica, al convertirse en un "crimen".

Por ello piden la reflexión y que se tenga en cuenta el derecho de las mujeres a decidir, algo que rechazan las cuarenta asociaciones que respaldan el Manifiesto por la Vida y que se darán cita el sábado bajo el lema Cada vida importa, y a la que está previsto que acudan un millón de personas, según los organizadores.

Más noticias de Política y Sociedad