Público
Público
Únete a nosotros

El triunfo de Pedro Bernardo

El obispado de Ávila se opuso a retirar una placa en homenaje a José Antonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Iglesia dirige sus actos a través de su propia interpretación de la ley y de la Historia. El Obispado de Ávila emprenderá acciones legales por lo que consideró un 'atropello' en el pueblo de Pedro Bernardo (1.099 habitantes) el pasado 11 de julio. El atropello 'judicial' es la retirada, por orden municipal, de una placa de la fachada de la parroquia local con la siguiente inscripción: 'José Antonio, presente'.

El joven párroco de esta localidad, el padre Luis Carlos, como es conocido en todo el pueblo, y que apenas lleva dos años en el cargo, ha luchado desde el púlpito contra la retirada del símbolo franquista a capa y espada. En su opinión, el edificio parroquial que data del siglo XIV es propiedad privada y nada se puede hacer en él sin su consentimiento. Así se lo hizo saber a los vecinos del pueblo, que en un primer intento, el pasado 3 de junio, consiguieron impedir por la fuerza que los operarios retiraran el mármol franquista.

Sin embargo, la resistencia liderada por el cura no pudo hacer nada el pasado domingo cuando la placa quedó destruida definitivamente como se había ordenado en un pleno municipal de hace seis meses. El Obispado lamentó la retirada y anunció en un comunicado que ese hecho podría 'ocasionar enfrentamientos entre los vecinos en el futuro'.

La teniente de alcaldía de la localidad, Isabel Fernández (PSOE), fue la precursora de la orden municipal. Reconoce que su retirada era su gran objetivo político, después de haber crecido con su abuelo enterrado en una cuneta junto a otros 23 republicanos. Una vez cumplida la orden de eliminación de la placa franquista, Fernández mandó colocar otra para homenajear a los republicanos fusilados y olvidados durante décadas de dictadura. 'Que sus nombres no se borren nunca de la Historia ni de nuestras memorias', reza la inscripción.

Más noticias en Política y Sociedad