Público
Público

Las TV holandesas no emitirán el filme anti-Corán por exigencias "irreales" de autor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ninguna televisión holandesa emitirá el filme contra el Corán del diputado antimusulmán Geert Wilders porque éste les exigía como condición indispensable que, si querían ver primero el filme, debían comprometerse a emitirlo íntegramente, se informó hoy.

Las televisiones solicitaron al diputado que le permitiesen ver con antelación la película, de 15 minutos de duración, para poder decidir sobre si emitirla de forma integral, según indicó el diario "De Volskrant".

Sin embargo, Wilders no accedió a esa petición, a menos que las televisiones le prometiesen de antemano que después de la visión previa emitirían de todos modos el filme.

Las cadenas de televisión rechazaron estas exigencias por considerarlas "irreales", considerando que sería como "firmar a ciegas una emisión", según explicó Carel Kuyl, redactor jefe del programa de opinión NOVA, emitido en la televisión pública.

Wilders presentará previsiblemente su filme "Fitna" (una palabra árabe que significa desorden, caos, enfrentamiento o calvario), en una rueda de prensa que se celebrará en el centro internacional de prensa de La Haya -Nieuwspoort- y también a través del dominio de internet www.fitnathefilm.com.

La directiva de Nieuwspoort decidió en la noche del miércoles acceder a que Wilders diese allí su rueda de prensa, aunque todavía tienen que negociar con el diputado sobre las medidas de seguridad que se aplicarán en el evento.

La prensa holandesa ha publicado que esa rueda de prensa podría tener lugar el próximo 28 de marzo, aunque la fecha todavía no ha sido confirmada por el propio Wilders.

La película es una crítica abierta al Corán, al que el diputado considera un libro que incita a la violencia.

El catedrático de Islam en Occidente de la universidad de Leiden, Maurits Berger, declaró hoy en el citado rotativo que Wilders "sobrepasaría los límites" si en su película se mostrase alguna agresión física al Corán, que, como la Biblia para los cristianos, contiene para los musulmanes la palabra de su Dios.