Público
Público

Tyler Perry lidera la taquilla de EEUU por segunda vez en 2009

Reuters

El prolífico cineasta Tyler Perry consiguió el domingo su segundo número uno del año en la taquilla norteamericana, liderando una poco atractiva serie de estrenos en el que tradicionalmente es uno de los fines de semana más flojos de la industria.

La última comedia familiar de Perry, "I Can Do Bad All By Myself", recaudó 24 millones de dólares (unos 16,5 millones de euros) en los tres días transcurridos desde el viernes, dijo su distribuidora, Lionsgate.

El escritor-productor-director-actor, cuyas películas de bajo presupuesto son populares entre las mujeres negras, tuvo un mejor resultado en febrero con "Madea Goes to Jail", que debutó con 41 millones de dólares en su primer fin de semana, la mejor marca histórica de Perry.

Pero hace exactamente un año, con "The Family That Preys" recaudó 17 millones de dólares. Las últimas dos películas de Perry giran alrededor de su alter ego Madea, una abuela de armas tomar.

También se estrenó la película de animación "9", que quedó segunda con 10,9 millones de dólares, en línea con las expectativas. La película debutó en algunas salas el miércoles, y acumula 15,3 millones desde ese día.

La película de miedo "Sorority Row" debutó en el sexto lugar, con 5,3 millones de dólares, y el thriller "Witheout", con la inglesa Kate Beckinsale, quedó séptimo con 5,1 millones. Ambas cintas están dirigidas a un público joven y no se esperaba que recaudaran más de 10 millones.

La afluencia de público decae habitualmente de forma brusca tras el puente del Día del Trabajo en Estados Unidos, cuando los niños vuelven al colegio y comienza la temporada de fútbol americano. Los estudios suelen aprovechar para poner en pantalla lo que les ha quedado de la temporada veraniega.

Las 12 películas más vistas recaudaron unos 78 millones de dólares, según la firma especializada Hollywood.com Box-Office. Esto representa una caída del 3 por ciento con respecto al pasado fin de semana, y del 9 por ciento con respecto a un año atrás, dijo la compañía.

Tras dos fines de semana en el primer lugar, la película de miedo "The Final Destination" cayó al quinto puesto, con 5,5 millones de dólares y un total de 58,3 millones.

El filme bélico de Quentin Tarantino "Inglourious Basterds" perdió un puesto y quedó tercero con 6,5 millones de dólares en su cuarto fin de semana en pantalla.

La película protagonizada por Brad Pitt acumula una ganancia de 104,4 millones de dólares, y necesita sólo 4 millones más para convertirse en el filme de más éxito de su director en Norteamérica, desplazando a "Pulp Fiction", que recaudó 108 millones en 1994.

Más noticias de Política y Sociedad