Público
Público

UBS accede a revelar la identidad de 4.500 evasores de impuestos en Suiza

El histórico acuerdo supone un paso de gigante en la eliminación de los paraísos fiscales

EUROPA PRESS

La entidad suiza UBS ha firmado el acuerdo alcanzado la semana pasada con la administración estadounidense para poner fin al contencioso de las cuentas secretas de inversores estadounidenses, en virtud del cual proporcionará 4.450 nombres a las autoridades fiscales norteamericanas para poner fin al litigio, mientras que EEUU renuncia a intentar obtener los datos de manera unilateral.

Bajo los términos del acuerdo, que han sido revelados hoy por las autoridades suizas y estadounidenses, UBS se compromete también a notificar a los clientes que sus nombres van a ser revelados a la Agencia Tributaria estadounidense (IRS, por sus siglas en inglés) para que puedan acogerse a un programa voluntario que les permita evadir multas y sanciones.

Washington lleva varios meses intentando que UBS levante el secreto bancario para poder conocer las identidades de unos 52.000 clientes estadounidenses que al parecer habrían utilizado sus cuentas en esa entidad para defraudar al fisco estadounidense.

El acuerdo prevé que el IRS envíe en los próximos días al Gobierno suizo una petición oficial en la que se describen las cuentas bancarias que están siendo objeto de investigación, y una vez que llegue la solicitud a Berna se trasladará a UBS para que la entidad adopte las medidas que sean necesarias para enviar la información requerida por Washington.

En todo caso, el Gobierno estadounidense seguirá teniendo derecho a optar por la vía judicial si los resultados obtenidos tras este acuerdo son "significativamente inferiores" a los esperados y otras medidas alternativas fallan.

Washington se compromete a poner fin al procedimiento judicial abierto en un tribunal de Miami por la vía penal, aunque la demanda civil seguirá siendo efectiva. Por su parte, la entidad suiza deberá notificar a los clientes que su identidad va a ser revelada a Estados Unidos, un proceso que no deberá extenderse más de un año.

Por último, el IRS se reserva el derecho de iniciar procedimientos criminales en aquellos casos en los que las evidencias obtenidas demuestren indicios de delito. De hecho, la Agencia Tributaria y el Departamento de Justicia recuerdan que hasta ahora ya han procesado a cuatro clientes estadounidenses de la entidad suiza.

Más noticias de Política y Sociedad