Público
Público

La UE presenta a Rice su postura común sobre la negociación de visados con EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) presentó hoy a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, su posición común sobre los límites que deberán respetar los países comunitarios a la hora de negociar acuerdos bilaterales de visados con Washington.

Rice se reunió hoy con los responsables europeos de Exteriores: el Alto Representante, Javier Solana; el ministro de la presidencia eslovena, Dimitrij Rupel; y la comisaria europea, Benita Ferrero-Waldner, para estudiar asuntos internacionales y la preparación de la cumbre UE-EEUU de junio.

La Unión Europea aprovechó la cita para tratar con Rice el acuerdo alcanzado este jueves entre los 27 sobre las llamadas "líneas rojas" que los países comunitarios que prefieran negociar por su cuenta con EEUU tendrán que respetar.

La UE y la Comisión Europea consideran que es mejor negociar con EEUU de forma conjunta, a fin de tener mayor capacidad de presión sobre Washington, pero reconocen que un país comunitario puede hacerlo por su cuenta si así quiere, aunque Bruselas va a pedir a la administración estadounidense una negociación global.

"La UE tiene una política común de visados. Vamos a pedir a nuestros amigos estadounidenses que se acomoden a esta circunstancia particular", señaló Rupel en unas declaraciones previas a la reunión.

Los países de la UE no exigen visado de entrada a los ciudadanos estadounidenses para estancias de corta duración, pero Washington sí exige ese documento a los nacionales de doce países comunitarios (Grecia y once de los que ingresaron en la Unión desde 2004).

EEUU lanzó en febrero una campaña para negociar acuerdos bilaterales con algunos de esos países, y la pasada semana firmó un memorando de entendimiento con la República Checa.

Otros países, ansiosos por seguir con la exigencia de visados tras casi cuatro años de pertenencia a la UE, están también negociando con la administración estadounidense, como Hungría, Estonia y Lituania. Esto ha supuesto la ruptura de la unidad de acción europea.

Rupel reconoció la aspiración de que "todos los países" comunitarios "quieren viajar sin restricciones a EEUU", pero pidió paciencia al insistir en que se trata también de un objetivo de la Unión Europea.

La mayoría de las "líneas rojas" acordadas por la Unión se centran en que no se debe dar a las autoridades de Washington más información policial sobre pasajeros o delincuentes de las que estén estipuladas en los acuerdos bilaterales entre la UE y EEUU.

"Se trata de una cuestión fundamental para la Unión Europea, ya que se trata de una política comunitaria", señalaron a Efe fuentes diplomáticas.

Las "líneas rojas" y el objetivo de poner en marcha una negociación conjunta a nivel de toda la Unión se tratarán en una reunión a nivel de ministros de Interior de la UE y EEUU que se celebrará en Brdo (Eslovenia) la próxima semana.

La reunión y cena de hoy, tras las que no habrá declaraciones, incluyó también una amplia discusión de asuntos de actualidad internacional, como Oriente Medio y Gaza, los Balcanes y Kosovo o Rusia tras las recientes elecciones presidenciales.

Las crisis de África, como en Kenia o el conflicto de Darfur-Chad, y la situación en Afganistán o Pakistán figuraron también en el menú de las discusiones.

Además, Rice y los responsables europeos prepararon la cumbre UE-EEUU que se celebrará en Eslovenia, en principio a comienzos del mes de junio, añadieron las fuentes comunitarias.

Esa cumbre contará con la presencia del presidente estadounidense, George W. Bush, que para entonces estará ya en los últimos siete meses de su mandato.