Público
Público

UGT cree que la rebaja de cuotas es capítulo "cerrado"

Cándido Méndez aboga por reorientar las bonificaciones a la contratación

B. CARREÑO

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dio ayer por "cerrado" uno de los "capítulos" claves del reciente Diálogo Social: la posibilidad de pactar una rebaja generalizada en las cuotas de la Seguridad Social. En opinión del sindicalista, el momento de cerrar un acuerdo así ya ha pasado y UGT sólo estaría dispuesta a estudiar rebajas "en términos concretos, tangibles, temporales y para sectores específicos".

Méndez, que participó en un desayuno informativo del foro Nueva Economía, aseguró "no entender" cómo la patronal no había aceptado la oferta que se barajó en el verano que arrancó con una reducción de medio punto de las cuotas y que el Gobierno se abrió a ampliar a 1,5 puntos de forma temporal. "En el sindicato causó muchas reticencias", explicó Méndez en referencia a la oposición sindical a adoptar una medida de este tipo que, recordó, "son salarios diferidos de los trabajadores", por lo que desechó la posibilidad de retomar este punto.

Por ahora, Méndez aboga por una reforma de las bonificaciones al empleo, también limitándolas a ciertos colectivos y transfiriendo recursos a los servicios públicos y a la formación. "Puede que este sea un elemento pacífico para retomar sobre algo el diálogo tripartito", sentenció, a la vez que pedía una revisión completa de las políticas activas de empleo.

Durante su intervención, el líder sindical realizó duras referencias al papel de la banca y del Banco de España en la evolución de la crisis. Así, acusó a las entidades financieras de seguir sin otorgar crédito a las pequeñas empresas. "Si en España se retrasa la salida de la crisis será en parte responsabilidad suya", recalcó Méndez, que criticó la labor del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ya que cree que escurre el bulto hablando de la reforma laboral.

 

Más noticias de Política y Sociedad